Exclusivo
Deportes

¡Barcelona no se cansa de ganar y golear!

Barcelona sumó una nueva victoria en este año 2016 en el que camina con paso firme hacia el título. Ni siquiera uno de los mejores visitantes del campeonato ecuatoriano y el único rival que no había perdido en el Monumental pudo librarse de una goleada

MU4A9617.jpg
Xavier Arreaga participó en la goleada del Ídolo ante Dep. CuencaMiguel Canales

Barcelona sumó una nueva victoria en este año 2016 en el que camina con paso firme hacia el título. Ni siquiera uno de los mejores visitantes del campeonato ecuatoriano y el único rival que no había perdido en el Monumental pudo librarse de una goleada histórica. Deportivo Cuenca plantó cara durante el primer cuarto de hora de partido, pero desde ahí cayó en picado y recibió cinco goles que catapultan al Ídolo en la tabla.

Los de Guillermo Almada, con su once de gala salvo las bajas de Damián Díaz y Anderson Ordóñez, fueron de menos a más en el encuentro. El técnico uruguayo puede dar gracias a los dirigentes, que le dieron un plantel con suficientes recambios para no sufrir una ausencia tan sensible como la del ‘Kitu’. Saltó a la cancha Washington Vera como sustituto y completó un cotejo excelente, con premio a mejor jugador del partido incluido.

El mediapunta anotó un doblete y ‘regaló’ un tanto a Jonatan Álvez, que sumó el tercer tanto del partido para recuperar la punta en la tabla de máximos artilleros, con 17 tantos e igualado con Carlos Quintero, de Mushuc Runa.

Fue un duelo que inició de tú a tú, con un Cuenca bien plantado en la cancha y con una propuesta arriesgada. Presionaba muy arriba la salida de los amarillos, que sufrieron para encontrar sus primeras acciones de peligro. Llegó al cuarto de hora, en una pelota parada que se paseó por el área y a la que no llegaron por milímetros Marques, en primera instancia, y Aimar después.

Cinco minutos después llegó la primera alegría de la tarde. Una excelente acción de Marcos Caicedo en banda izquierda, dejando a su marca atrás con su característica arrancada y cediendo al punto de penal, permitió a Vera empujar a las redes y adelantar a los locales. Comenzó, entonces, la tormenta de goles ante la que los visitantes nada pudieron hacer.

Nueve minutos después, de nuevo la estrategia dio sus frutos a Barcelona. Oyola colgó al área, Álvez prolongó de cabeza y Xavier Arreaga, tras controlar dentro del área pequeña fusiló a las redes anotando el segundo. Cuenca se tiró al ataque de manera prácticamente suicida, y en ese escenario los amarillos sentenciaron como mejor saben hacer.

Velocidad, precisión y goles. Así quedó solo ante el arco el ‘Cholo’ Vera, quien prefirió regalar el gol a Jonatan Álvez y celebrar por todo lo alto junto a la hinchada. Antes del descanso, el choque ya tenía ganador. Solo hubo que dejar pasar los minutos, incluso reservando a Matías Oyola en la segunda mitad y dando entrada a un Oswaldo Minda, que anotó el cuarto gol a los 53 minutos en una nueva acción de pelota parada.

Redondeó el triunfo de nuevo Vera, con un cabezazo en el segundo palo que recordó a todos lo que consigue este elenco cuando juega con velocidad. Un nuevo ‘manito’, el tercero del año -tras Liga de Quito y Emelec- que devuelve la confianza de cara a este exigente mes que se viene. El próximo miércoles toca visitar Casa Blanca, plaza históricamente complicada, pero la confianza en este momento es tan alta que ningún reto parece imposible.