Universidad Católica gana y sueña en la LigaPro
Suscríbete

Exclusivo
Deportes

Universidad Católica gana y sueña en la LigaPro

Walter Chalá marcó el único gol del partido y dejó al Bombillo sin chances de pelear por la etapa. El público dejó el estadio entre críticas al equipo.

emelec
Con un equipo con variantes, el Bombillo recibió a la Chataoleí y no hubo mayor historia en el primer tiempo. Jeison Chalá fue lo más destacado.miguel canales

Sin etapa en LigaPro y con una sola puerta para salvar el semestre deportivo: la Copa Libertadores. Así se fue Emelec este sábado 21 de mayo de su casa ante las críticas de un público descontento, que vio de nuevo caer a su equipo, esta vez, ante una Universidad Católica que no se quiere desprender de la lucha por el boleto a la final del torneo ecuatoriano 2022.

Emelec y Universidad Católica se midieron en el estadio Capwell por la penúltima fecha de la primera etapa de la LigaPro. Si bien ambos llegaron a este partido con mínimas posibilidades matemáticas de pelear por la etapa, los azules pensaron en rotar su equipo y la visita en jugar sus últimas cartas.

De hecho, la única sorpresa en el equipo de Católica era el panameño Ismael Díaz, quien ha sido de los mejores esta campaña en su club y estaba en el banquillo.

Sin embargo, tanto Emelec como Católica buscaron el arco contrario y los azules iban a encontrar en Jeison Chalá, ex Católica precisamente, desequilibrio por la banda derecha. Sería justamente él quien sería protagonista en las dos primeras acciones de peligro que tuvo Emelec.

En las dos desbordando por el sector derecha. En la primera llegó a línea de fondo y metió un pase para Mauro Quiroga, solo para empujarla, pero el delantero de los azules no llegó a tiempo. La segunda fue similar, pero cuando lanzó el pase, se desvió en un defensor de la Chatoleí y casi se facturan un gol en propia meta.

Era un juego muy disputado en el mediocampo y todavía Ortiz, ni sus zagueros, sufrían algún susto del equipo visitante. No obstante, un contragolpe bien elaborado entre Martínez Borja, Chalá y Cevallos, desembocó en un remate al travesaño.

Habrían un par de acercamientos más, pero ninguna jugada de real peligro. Era un partido sin dueño. El juego de Emelec se volcaba por todo el flanco derecho, con Romario Caicedo y Chalá, mientras que por la zurda, el tándem Jackson Rodríguez y Dixon Vera, no encontraba grandes resoluciones. Algo a reparar en el complemento.

Los 45 minutos finales arrancaron con la misma tendencia. La pelota repartida entre los dos actores, poca explosividad en metros finales y muchos remates y centros sin destinatarios.

Católica fue inclinando la cancha un poco a su favor, pero sin generar verdadero peligro. Rondelli, DT de la visita, le pedía a Alzugaray aparecer más, pero Jackson Rodríguez lo tenía bien referenciado y no le podía ganar en el mano a mano.

Rescalvo movió las fichas en busca de algo más de dinámica en el ataque azul y dio ingreso a Zapatas y Carabalí, dos estelares en el plan del DT. Sin embargo, no iniciaron este partido por la rotación pensada en el choque copero ante el Petrolero boliviano, el próximo martes.

Pero en un partido plano y sin emociones, justo uno de los ingresados iba a sacar su rebeldía. Carabalí regatea en el área, lanza un centro que lo recibe Jeison Chalá, pero que no logra darle de lleno. Se perdió la más clara.A renglón, Católica iba a responder. Emelec quedó expuesto en defensa, Chalá hace una pared con Alzugaray, Chalá ingresa al área y este define perfecto ante un Ortiz vencido. La Chatoleí abría el resultado en el Capwell.

Ya con el marcador en contra, Emelec se soltó aún más en ataque e iba a tener dos oportunidades en los pies de Alejandro Cabeza para igualar la historia, pero no iba a tener la claridad de marcar.

La victoria dejó a la Católica con algo de vida en su anhelo por pelear la etapa. Sumó 26 puntos y espera un tropiezo de Barcelona e Independiente para no bajarse del sueño. Emelec, oficialmente, le dijo adiós a la etapa. Solo le queda la Libertadores.