Exclusivo
Deportes

“Se extraña la bulla del hincha”

Montoyita ex trabajador de Barcelona vive frente al Monumental y trabajó 25 años con el equipo

20201223_165452
Montoya desde de su casa ve la desolación que hay por culpa de la pandemia de COVID-19.Jerson Ruiz

Él es una de las pocas personas que vieron cómo nació, creció y se llenó el estadio de Barcelona. Emiliano Leonidas Montoya Mosquera tiene 85 años de edad, de los cuales dedicó 25 a trabajar para el Ídolo. Tal es su amor, que cada día solo le basta abrir la puerta de su casa para ver la grandeza del escenario: él vive frente al estadio Monumental.

Todos lo conocen como Montoyita. Es muy famoso entre los jugadores que estuvieron hasta el 2009, año que dejó de laborar para el club debido a una caída. Se dedicaba a la jardinería, además de encargarse del cuidado de la cancha del escenario principal y de la alterna.

Recuerda con alegría las locuras de Muñoz, Gavica y Pestañita Morales.

Es un hincha amarillo que recuerda con nostalgia “los años idos” y ahora se lamenta y extraña la bulla de la hinchada cada vez que hay partidos. Vivió la primera final de Barcelona ante Liga de Quito desde la ventana de su casa.

20201223_165440
Montoyita, hincha amarillo que trabajó en el Ídolo.Jerson Ruiz

Estaba asombrado de ver tantos policías y agentes de seguridad: “En los partidos antes de esta final no se los veía por aquí”, dice mientras ríe. Cree que debe ser porque sospechaban que muchos hinchas saldrían a festejar si ganaban.

La pandemia de COVID también le cambió la vida. Antes iban periodistas e hinchas por su casa, que queda junto a la puerta principal que va hasta la concentración y túnel del estadio.

“Aquí antes era pura bulla, pero eso es cuestión del pasado, nadie viene ya, solo los carros de los jugadores que pasan”, se lamenta Montoya.

CARLOS MUÑOZ

La época de Navidad y Año Nuevo lo pone nostálgico. Recuerda que por estas fechas el equipo jugaba las finales y los futbolistas le daban “buenas pascuas”.

20201223_200914

"Veredas estadio", la moda de la final 2020

Leer más

A su mente se le viene Carlos Muñoz Martínez, el popular Frentón. Dice que era “calidad de persona”, que le hacía bromas y cuando el jugador lo veía decía su apellido como si fuera un narrador de fútbol: “Mooontoya... Mooontoya”, era la forma de saludarlo.

“Uno se queda con los recuerdos, eso es lo mejor. Pero acordarme de Muñoz es algo lindo, era un tipazo”, expresa el exempleado de Barcelona.

También valora en gran medida la forma en que lo trataban José Gavica y el desaparecido Carlos Luis Morales.

LO VIO CRECER

Antes de que se levante el estadio, allí había dos canteras, de donde las volquetas sacaban material para las construcciones. Y también que estuvo presente cuando se colocó la primera piedra para la construcción de lo que sería el Coloso del Salado.

Hoy Montoya se queda viendo el estadio que fue su casa durante 25 años. Se da cuenta de que los hinchas no llegan por culpa del coronavirus y pide a Dios que todo pase.

Quiere de regreso la bulla de los hinchas. Quiere ver de nuevo a los periodistas buscando a los jugadores. Quiere alentar a su club, sí, pero como se debe: gritando desde las gradas. Celebrando sus goles con aquellos desconocidos y a la vez ‘hermanos’: los fanáticos amarillos.

Imagen BUS-TOS MONTAJE OK RETO

Bustos: “Espero que no pasen 3 semanas para saber por qué (Sornoza) no fue expulsado”

Leer más