Exclusivo
Deportes

Klaus, con el sueño olímpico intacto

El esquiador ecuatoriano nunca dejó de entrenar en la pandemia. Es parte del equipo de deportistas que auspicia Banco Guayaquil con su campaña 'Cada vez más cerca'.

Klaus-Jungbluth-Olímpicos-Esquiador
El 16 de febrero de 2018 pasó a la historia cuando el tricolor pudo empuñar la bandera tricolor luego de competir y sobre todo culminar los 15 kilómetros de esquí estilo libre en Pyeongchang.Archivo

El caso de Klaus Jungbluth es complejo, no solo porque practica un deporte no convencional en Ecuador (esquí), sino porque la actividad que realiza no se hace en el país. Aún así, y alejado de todos los suyos en medio de esta pandemia, el guayaquileño de 39 años, radicado hace más de 3 en Australia, potencia su compromiso y no afloja el objetivo de clasificarse a sus segundos Juegos Olímpicos de Invierno 2022, que se disputarán, en Beijing.

Ya lo hizo en Pyeonhchang 2018, cuando se convirtió en el primer ecuatoriano en la historia en clasificar, competir y terminar la prueba de 15 kilómetros estilo libre en una cita de este tipo, y está dispuesto a hacerlo otra vez. No ha dejado de entrenar ni un solo día y, aunque el calendario resulte de momento un poco incierto, está confiado en que los Juegos de Invierno sí serán posibles.

​"Aquí (en Australia) la situación con la pandemia fue bastante controlada. Vivo en una zona que se llama Sunshine Coast, a unos 100 kilómetros de Brisbane, donde las restricciones no han sido tan rigurosas. Nunca se prohibió que la gente salga de sus casas y sí se pudo hacer ejercicios, de ahí que nunca tuve interrupciones, ni problemas con entrenar", precisó a EXTRA el tricolor, quien forma parte del equipo de deportistas que auspicia Banco Guayaquil y su campaña denominada 'Cada vez más cerca'.

El objetivo del patrocinio de la institución bancaria es aportar para el desarrollo de los atletas ecuatorianos, quienes son beneficiados por el constante apoyo de la empresa, que reafirma su compromiso con los deportistas en cada uno de sus proyectos.

Aunque trabaja (es fisioterapista), estudia (doctorado) y cumple sus funciones como padre de familia, Klaus se da las formas para desarrollar a cabalidad todas sus facetas. La meta la tiene claramente definida.

​Para conseguir el ansiado cupo a los Olímpicos de Invierno 2022, el esquiador ecuatoriano deberá acumular seis buenos resultados en seis pruebas distintas. La primera, el Campeonato Mundial de Alemania, será la más importante, ya que ahí puede sellar el 50% de la clasificación. "La competencia es en febrero de 2021 así que hay tiempo; debo lograr una diferencia máxima de 6 minutos con el ganador para que el resultado sea positivo", precisó.

Posteriormente a la cita ecuménica el deportista considera que se irá esclareciendo el cronograma de competencias, ya que debido a la pandemia todo resulta aún incierto. Por ejemplo, tenía planificado hacer 5 carreras en Islandia a finales de marzo e inicios de abril, pero todo fue cancelado porque no se podía viajar por la crisis mundial.

"Ya hay competencias pero se complica porque no se puede viajar o porque al entrar a algún país se debe pasar a cuarentena; por ello se compite entre personas de la ciudad sede, más no con gente de afuera", acotó.

La época de nieve en Australia ya empezó y, aunque Klaus no vive cerca de las montañas (está a unos 1.500 km), ya tiene pensado hacer un campamento de entrenamiento de dos semanas en ese sector. Hasta que eso suceda seguirá entrenando con total regularidad a diario. Le agradece a Dios que sus hijos y familia, tanto en Australia como en Ecuador, están bien. No así su hermano Andrés, periodista y presentador de noticias, quien sí tuvo la enfermedad junto a su esposa, pero que ya está fuera de peligro.

El Dato

El esquiador ecuatoriano buscará sellar el 50% de la clasificación a los Juegos de Invierno 2022 en el Mundial de la disciplina que se disputará en febrero del año entrante, en Alemania. Ahí participará en la prueba de los 10 kilómetros estilo libre. Serán 60 países en competencia.

El consejo al equipo Tricolor

Por todo lo que ha tenido que pasar para hacerse visible en su deporte, y debido a que por su profesión varias veces integró la delegación nacional de distintos equipos, Jungbluth tiene un gran apego con colegas de diferentes disciplinas en el país, de ahí que los llamó a la calma y a confiar en que tanto los Juegos de Verano de Tokio 2021, como los de Invierno 2022, sí serán posibles.

El mensaje es claro: "Deben evitar estresarse o pensar mucho en el tema de la pandemia porque es algo que no pueden controlar. Todos esperamos una vacuna. En lugar de preocuparse por algo que ellos no tienen el control, deberían concentrarse en las cosas que si pueden controlar, como entrenar lo más rigurosamente a como lo hacían siempre, con todas las restricciones que ahora existen. Cuidarse mucho la salud, la de su familia y procurar seguir a cabalidad las regulaciones de los gobiernos y seguir entrenando con mucho optimismo y fe. Pensando en que en el momento menos pensado se levantarán las restricciones, que todo mejorará y que es responsabilidad de ellos estar listos para salir en el mejor nivel posible, cuando sean llamados de vuelta. No enfocarse en lo negativo".

Y remató: "Los deportistas tienen algo que a muchas personas comunes les puede costar, el poder de decisión y motivación para sobreponerse a dificultades que se les presente... lo hacen cuando pierden o ganan en las competencias. Nosotros tenemos la capacidad de reponernos, de perseverar, eso está dentro de nosotros", puntualizó.

TE RECOMENDAMOS