Exclusivo
Deportes

El arquero de Delfín analiza los vídeos de su rival

El golero del delfín está a dos partidos de hacer historia en el campeonato nacional.

Foto de Sistema Granasa
Pedro Ortiz, 27 años. Arribó desde Esmeraldas en el 2008 al D. Azogues y jugó siete años hasta llegar al Delfín de Manta.Archivo

Pedro Ortiz escribió su nombre en el fútbol ecuatoriano en 43 partidos jugados. El arquero del Delfín vive el mejor momento de su carrera y la próxima semana, entre miércoles y domingo, vivirá lo que podría convertirse en su primer título como campeón del torneo nacional.

Tres tarjetas amarillas, nada de rojas y juegas todo el torneo...

Es algo lindo tener la regularidad, pero ahora que ha pasado el tiempo, veo que valió la pena el esfuerzo, el cuidarme para que no me saquen tarjetas. No creo que tenga tantos partidos jugados, pero faltan los dos claves.

¿Cuál ha sido el secreto?

El trabajo y la oportunidad que me dio el profesor (Guillermo) Sanguinetti. Primero, cuando íbamos uno, dos, tres partidos sin perder, era increíble. Además, el tener solo cuatro encuentros perdidos en el año es fabuloso y le doy las gracias a Dios.

Por cierto, ¿le tenías miedo al Cuco, dicen que viene con todo a las finales?

La verdad, ni de pequeño le tenía miedo al Cuco, solo a lo que me decían mis padres, pero ya soy grande.

Te hablo del Cuco Angulo, de Emelec, que anda prendido...

(Risas). Para contrarrestar a ese Cuco estoy viendo sus vídeos de goles y jugadas, está en su momento, pero hay que estar con los ojos bien abiertos para sacar todas las pelotas. Emelec es un buen equipo y lo demostró en la segunda etapa. Además, tiene grandes pateadores, tengo que vigilar lo que hace Gaibor.

Entonces, ¿sin miedo al Cuco?

Estamos mentalizados para hacer grandes partidos, sabemos cómo juega Emelec, pero las ganas de ser campeón que tiene Delfín son gigantes.

¿Dicen que es difícil hacerle goles a Ortiz?

Varios jugadores me dicen que parezco perro, que no dejo pasar ninguna pelota y que las detengo a todas. Sin embargo, Matías Oyola, de Barcelona, me hizo un gol, pese a que siempre las tapo todas.

Tapaste pelota que era de gol, ¿cuál piensas que pudo pasar?

Contra Independiente del Valle, creo que fue mi mejor partido, tapé todo. Los delanteros estaban como locos, las saqué todas.

¿Una pelota que hasta ahora no entiendas cómo la tapaste?

Un mano a mano con Congo. Eso era gol, pero la pelota se me quedó en las manos.

¿Algún deseo para estas finales?

De poder tapar como lo he hecho durante todo el año. Eso es lo que le pido a Dios.

¿Con Delfín hasta cuándo?

Me siento feliz con el equipo, tengo contrato hasta el 2020, claro que se dicen muchas cosas, pero estoy megaconcentrado en las finales.

¿Y cómo está la recolección de regalos navideños para sus amigos en Esmeraldas?

Todos quieren buzos, pero eso es difícil, igual ya tengo muchas cosas para los amigos, ha sido un gran año.

Estar en la Tri, finales, Copa Libertadores, ¿ha sido completo el 2017?

Falta lo más importante, alcanzar el título, es algo por lo que hemos venido trabajando todo el año, partido a partido. Lo soñamos y ahora hay que hacerlo realidad.