Exclusivo
Deportes

Permisos para portar armas: ¿La salvación del tiro práctico?

La práctica del tiro deportivo en Ecuador ha disminuido debido a las restricciones para portar armas, según afirma un competidor y un instructor de esta disciplina

Tiro práctico
Imagen referencial. Una iniciativa sobre el porte ciudadano de armas propone dar más vida a los polígonos de tiro.Pixabay

Una reforma legal que permita a la ciudadanía portar armas, como medida para combatir la delincuencia en Ecuador, es el tema del cual todos hablan hoy en día. Primero que nada, tienes que saber que no es un delito portar o tener una pistola, por ejemplo. Sí lo es cualquiera de las dos circunstancias sin una autorización de la autoridad competente, como explica el abogado Julio César Cueva.

Adicionalmente, está suspendida la emisión de permisos para portar armas; sí se dan permisos exclusivamente para tener estos objetos. El penalista aclara la diferencia:

  • Tenencia: Implica que el arma está en un lugar determinado: domicilio, lugar de trabajo y no puede moverse de ahí.
  • Porte: Implica que el arma vaya con la persona de un lado a otro.

Esto, sin embargo, no siempre fue así, como describe Marco Antonio Torres, extirador deportivo de 70 años de edad:

MARCO TORRES
Marco Torres es, desde 1984, instructor nacional de tiro práctico.Cortesía

“Yo me inicié en el año 1975, en ese entonces tú podías portar armas. Había facilidades, tiendas que te vendían las armas. Nosotros fuimos una potencia, en los años 80, Roberto Gilbert incluso fue campeón sudamericano de tiro, todos participábamos en campeonatos en Venezuela, Argentina y ganábamos, al que había que ganar era a Ecuador en esa época, luego vino el tema de las restricciones, entonces ya se hace muy caro (comprar armas) para las personas”.

TRES CLAVES DEL TIRO PRÁCTICO de Graficos Nacionales

EL TIRO SE HA VUELTO ‘CARIÑOSO’

Debido a lo difícil que es costear una pistola, Torres cuenta que Gilbert (actual presidente de la Asociación de Tiro Práctico de la Federación Deportiva del Guayas) da facilidades para que tiradores potencialmente buenos puedan entrenar en otros países. “Nos han podido representar muy bien, pero es 1, 2 o 3 (deportistas), y pare de contar”, explica Torres, quien también presidió la asociación provincial de este deporte.

Ante este panorama, el actual instructor sí cree en un porte de armas controlado, como sucede en países como Perú, aunque deja en claro que lo que no debería ocurrir es la corrupción en este tema.

Uno de los referentes de Ecuador en este deporte es Galo Moreira. “Hace 18 años se podía comprar un arma, había armerías, importadores de munición y se hacía todo más fácil y de unos años para acá, durante el Gobierno anterior (de Rafael Correa), se comenzaron a cerrar, quedando hoy en día solo una que ofrece un mal servicio y con precios exageradamente altos, siendo una empresa local”, expresa.

GALO MOREIRA
Galo Moreira, impartiendo un curso.Cortesía

Según el guayaquileño, de 31 años, debido a la alta demanda de personas que buscan protegerse ante los ‘pillos’, ha crecido el mercado negro de armas: “Si uno trata de conseguir un arma que te cuesta $ 400 o $  500 en EE.UU., aquí la consigues por $ 3.000”.

Moreira, a pesar de ser tirador profesional, contó que no escapó de los trámites excesivos para tener un arma. “A mí me cuesta mucho dar un curso porque todo era una travesía: conseguir la munición, el arma, permisos del comando conjunto, todo eso está complicado, y si hay bastante afición de tiro y aquí han entrado gente que se topa con esa limitante de no poder comprar un arma”.

Por todos estos motivos Moreira tuvo que mudarse a México para buscar más posibilidades en el deporte que lo apasiona. Sobre un eventual porte ciudadano de armas, Moreira tiene muy pocas esperanzas, pero dice que sí le gustaría, como usuario de armas, para así poder protegerse de la delincuencia.

“Si eso llega a pasar, habría que tomar medidas para brindar seguridad, cursos muy responsables sobre el manejo de armas. Los filtros que se han hecho para un permiso de tenencia vienen de la mano con tests psicológicos, o un examen teórico con nombres técnicos de las armas, que de verdad no sirven de nada, se debe estar unas 4 semanas en un polígono”, sugiere.

MITOS SOBRE EL TIRO DEPORTIVO

Marco Torres desmintió que la disciplina que él enseña sea insegura. “La gente cree que en los polígonos se dispara por todas partes. (…) En el año 2000 hubo un campeonato mundial aquí. Participaron cerca de 1.500 personas, no hubo accidentes, aquí todos los meses hay 3-4 torneos solo en la provincia del Guayas y no pasa nada. Si tú sigues los reglamentos, no vas a tener ningún problema”.

“Hay más peligro en una casa, donde tienes la electricidad, cuchillos, baldosas que si te resbalas te puedes matar en una bañera”.Marco Antonio Torres, instructor de tiro práctico

POR UNA REACTIVACIÓN DE LOS CENTROS DE TIRO

El jurisconsulto Julio César Cueva, uno de los promotores del porte controlado de armas, sugiere que la persona que busca este tipo de permisos tenga un entrenamiento permanente de 40 a 80 horas al año.

“Eso implica que la persona va a tener que estar inscrita a un polígono para poder practicar, eso va a hacer que estos polígonos tengan más personas como socios y eso es bueno porque genera un movimiento mercantil, un negocio. Es importante la práctica, porque portar un arma no es garantía de seguridad”, explica.

“Se podría acreditar a polígonos que tengan la seriedad del caso y que ellos tengan la posibilidad de certificar que la persona cumplió con las horas y que tiene la práctica suficiente y la experticia para obtener el permiso”, finalizó Cueva.