Exclusivo
Deportes

¡El Superclásico es de 'Papá'!

Aucas ganó el Superclásico quiteño y frenó el avance de Liga de Quito en la tabla

Foto de Sistema Grana (32292348)
Sergio López festeja el gol que abrió el marcador.api

Sociedad Deportiva Aucas venció por 2-0 a Liga Deportiva Universitaria de Quito, la noche de este sábado 22 de agosto de 2020, en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda. Con este resultado, el equipo oriental sumó nueve puntos, mientras que los albos se quedaron con 15.

El partido pintaba para cerrado, pero apenas a los tres minutos el cuadro local abrió el marcador. La jugada fue rápida, a un solo toque, tanto así que los azucenas no atinaron a la marca. Alexander Alvarado controló el balón con el pecho y antes de que caiga lo entregó a Sergio López. El argentino no lo pensó dos veces y sacó un potente remate que venció al golero Adrián Gabbarini.

Ese gol obligó a que Liga de Quito adelante las líneas. Si bien no contaba en la ofensiva con Junior Sornoza y Rodrigo Aguirre, su tarea fue bien cubierta por Jhojan Julio y Cristian Martínez Borja. Entre los dos asustaron en varias ocasiones a la defensa oriental. Inclusive arrastraron la marca y permitieron que sus compañeros gocen de espacios. Con esa fórmula casi empata, cuando Matías Zunino quedó mano a mano con Damián Frascarelli. El arquero oro y grana ganó el duelo.

Y cuando se asentaba el albo en la cancha cayó el segundo gol oriental. Esta vez fue tras un tiro de esquina. Richard Mina tomó un rebote y con tiro colocado puso el balón lejos del alcance de Gabbarini. Era el minuto 25. Ese tanto sirvió para que Aucas juegue más tranquilo, mientras que Liga de Quito empezó a desesperarse. Producto de ello Jhojan Julio cometió una fuerte falta y fue expulsado. Ya con diez a los 36 minutos, la tarea parecía imposible.

De todas maneras, para el segundo tiempo Pablo Repetto hizo dos cambios. Envió a la cancha a Sornoza y Aguirre. Con ellos el equipo jugó mejor, equilibró las acciones, pero no fue suficiente para descontar. Aucas, en cambio, empezó a cuidar las piernas y cedió la iniciativa. Los albos se dieron modos para llevar algunos sustos al arco de Frascarelli pero no les alcanzó para descontar. De esta manera, el primer Superclásico se pintó de amarillo.

TE RECOMENDAMOS