Exclusivo
Farándula

Máximo García: Huyó de las amenazas

El presentador venezolano asegura sentirse un ecuatoriano más. Aquí logró cumplir sus sueños y confiesa parte de su historia.

maximo
García se siente contento por todo lo que ha conseguido en Ecuador.Cortesía

Vino por tres meses a Ecuador, pero ya cumplió cinco años aquí. El presentador de televisión venezolano Máximo García, quien es conductor del programa ‘Enciende tus mañanas’ en Canal RTU, se confesó con EXTRA y contó parte de su historia. De su país salió huyendo de la crisis y cree que en él se cumplió el famoso dicho popular “nadie es profeta en su tierra”.

¿Por qué llegas a Ecuador?

Mi objetivo era irme a Panamá, pero el dinero que yo había reunido lo tuve que entregar a terceros. Unos amigos decidieron venir a Ecuador a trabajar y conseguir dinero, pero cuando llegué aquí me casé con Quito.

¿Cuál fue el detonante para salir de tu nación?

Para nadie es un secreto la situación que vive mi país. En la zona donde yo vivía había mafias que si tú eras un poco más próspero ellas se aprovechaban de eso y te exigían que pagues una cuota para que puedas seguir viviendo ahí. 

RELACIONADAS

¿Fuiste amenazado?

Sí. Tenía que pagar para estar medianamente tranquilo y que tu familia esté bien. Yo quería seguir en Venezuela porque creía en mi país, pero se me iba prácticamente todo lo que tenía que pagar en estas cuotas. Las cancelé dos veces y decidí que debía migrar.

¿Cómo fue tu llegada aquí?

Fue una travesía. No llegué caminando como muchos, pero sí con muchas complicaciones porque en esa época estaban las fronteras de Colombia y Venezuela cerradas y me tocó pasar por trochas (pasos ilegales), con poco dinero. En esos caminos sufrí robos, se me llevaron una maleta completa que traía con ropa. De ahí me vine en bus. A veces lo cuento y parece historia de telenovela venezolana mismo.

¿Perdiste las esperanzas?

No. Pese a todo, yo estaba contento y entusiasta de poder empezar en un lugar nuevo, quería conocer una cultura diferente y eso creo que me enriqueció como persona. 

¿Tu objetivo era llegar a la televisión?

Siempre fue mi sueño, pero en Venezuela los estándares eran muy altos y yo era gordo (pesaba 154 kilos) y no aposté por estar en pantalla. Me dediqué a dar clases, pero aquí en Ecuador vi que había posibilidades y aquí cambié mi imagen para crear un proyecto de vida.

¿Fue difícil?

El cambio sí, porque estaba acostumbrado a llevar una alimentación no adecuada, estuve hospitalizado un par de veces hasta que me tocó buscar ayuda de profesionales.

¿Cómo entras a la pantalla chica?

Cuando logré tener un peso ideal empecé a hacer radio online y entré a una empresa de modelaje con la que recorrí el país e hicimos gira de medios. Llegué a RTU a modelar y aquí me dieron la oportunidad de hacer un casting, hasta que finalmente logré entrar.

¿No piensa volver a su país?

Estar lejos de la familia y que gente de tu entorno muera sin que uno esté ahí es complejo. Pero yo me siento un ecuatoriano más, no lo hago por figurar, pero aquí me siento bien. En 2017 regresé a Venezuela de visita y a los 15 días ya me quería regresar.

TE RECOMENDAMOS