Exclusivo
Farándula

Patricia González le envía fuerzas a su amigo Armando Mazanero

El cantautor está hospitalizado a causa de la COVID-19. La artista ecuatoriana, quien lo conoce hace 50 años, recuerda sus anécdotas...

1608411580865
Patricia cuenta que Armando le dice cariñosamente ‘hermana de mi alma’.Archivo

La noticia de que el cantautor mexicano Armando Manzareno estaba hospitalizado en una clínica en Ciudad de México a causa de la COVID-19, golpeó a la industria musical, pues según la cantante ecuatoriana Patricia González, él es el ícono más representativo del bolero y la música romántica.

“El mundo entero lamenta la COVID de Armando. Él se recuperará”, dice Patricia, quien tiene 50 años de amistad con Manzano (como le dice cariñosamente) y desde Ecuador, le envía fuerzas para su recuperación y destaca que él no solo es conocido en Latinoamérica, sino en todas partes, tanto así que el estadounidense Elvis Presley o más conocido como el Rey del Rock cantó el tema ‘Somos novios’, compuesta por Armando, pero en inglés.

RELACIONADAS

Armando escribió dicha canción en 1968 y fue en 1970, cuando el cantautor Sid Wayne, quien componía los temas para Elvis, le cambió el idioma, titulándola ‘It’s imposible’. “Actualmente la canta Andrea Bocelli y muchos artistas más, incluso yo la grabé en mi disco ‘Mi vida es un bolero’, hace tres años, pero la canté con él”, explica González, de 77 años.

Patricia, cuenta aquella anécdota, para que el público recuerde que él es un gran representante del género romántico y que hay que estar pendiente de su mejoría.

“Está delicado. Hablé con su asistente Alicia porque él sigue internado, me dijo que esperan que salga adelante. Cuando se recupere hablaremos. Tengo su número de Yucatán (lugar donde nació), allá tiene familia, nietos y amigos”, menciona.

Su amistad

En 1970, la guayaquileña lo conoció cuando estaba cantando en un hotel de Quito y él iba pasando por aquel lugar. Armando escuchó que estaban interpretando su canción ‘Te extraño’ y fue a ver a Patricia, quien siempre ha cantado y tocado la guitarra con los ojos cerrados, por lo que no se dio cuenta cuando él se paró en primera fila para verla.

“Yo le dije: ‘Maestro, ¡qué honor que usted esté aquí!’ y me solicitó que siga cantando. Cuando terminé mi presentación eran aproximadamente la 01:00 y me esperó para tomarnos un whisky. Al otro día venía a Guayaquil, me lo encontré en el avión y me invitó a un espectáculo y ya tenemos medio siglo de amistad”, agrega.

Manzanero y su compañero Roberto Ledesma llegaban a la casa de Patricia, ubicada en Playas, donde cocinaban y pasaban los mejores momentos, pues pese a que era un artista reconocido, siempre se preocupaba por su familia y amigos.

“Él es una estrella que brilla con luz propia. Nunca se le subieron los humos, ni por el apellido o porque cantó con artistas de renombre. Aún tiene que darle mucho al mundo artístico porque es un tipo triple A, es un ser maravilloso. Los calificativos que tengo para Manzanero son pocos, quedan cortos, porque es un hombre totalmente auténtico. La gente ni la fama lo enloquecieron”.