Santa Elena: balacera deja un muerto y cuatro heridos

Exclusivo
Judicial

Santa Elena: balacera deja un muerto y cuatro heridos

El hecho se produjo en las inmediaciones de un bar del barrio Abdón Calderón de La Libertad.

los heridos cuando fueron llevados al hospital
Los heridos cuando fueron llevados al hospital./Joffre Lino

Momentos de angustia vivieron la madrugada del sábado 21 de mayo de 2022 un grupo de personas que fueron testigos de una balacera ocurrida en las inmediaciones de un bar ubicado en la avenida 18 y calle 21 del barrio Abdón Calderón en el cantón La Libertad.

El reloj marcaba las 00h30 cuando la diversión se convirtió en angustia, según testigos sujetos en dos motos y un auto atacaron a balas a cinco ciudadanos que transitaban por el citado lugar.

Ante la desesperación por salvar sus vidas, las víctimas corrieron e ingresaron para refugiarse en el bar, pero los pistoleros llegaron hasta el local y les dieron bala a los presentes. El hecho de sangre dejó un fallecido y cuatro heridos.

El ahora occiso fue identificado como Jonathan Joel Cobos Rodríguez de 25 años, quien luego de recibir los impactos de balas en su cuerpo fue trasladado por personas caritativas al hospital Rafael Serrano López en donde los galenos solo comprobaron su deceso.

“Fue horrible, tuvimos que lanzarnos al piso para evitar que nos mataran, esos malditos disparaban como locos. Estamos vivos de milagro”, comentó uno de los testigos que prefirió no identificarse.

La mañana de ayer se conoció que tres de los lesionados ya estaban fuera de peligro, mientras que el cuarto herido se debate entre la vida y la muerte. Los familiares de las víctimas protagonizaron momentos de dolor en las afueras de la casa de salud a donde fueron llevados sus parientes.

Según datos policiales, Jonathan Joel Cobos Rodríguez, habitaba en el barrio La Propicia del cantón La Libertad, no tenía antecedentes penales, ni procesos judiciales. Sus allegados dijeron que salió de su vivienda con sus amigos a divertirse como lo hacía todos los fines de semana.

Los uniformados encontraron 13 indicios balísticos, el local no contaba con cámaras de videovigilancia y la Intendencia de policía procedió a la inmediata clausura, “ya no se puede salir a tomarse una cerveza con tranquilidad. Los matones están en todas partes”, señaló el morador, Ricardo Suárez.