Cartas al director: Derecha - Izquierda

Exclusivo
Opinión

Cartas al director: Derecha - Izquierda

Los términos políticos izquierda y derecha son retrógradas, anacrónicos, atrasados, monárquicos, y que no deberían tener vigencia, en la actualidad son expresiones que deberían ser tiradas al tacho de la basura.

Los términos políticos izquierda y derecha son retrógradas, anacrónicos, atrasados, monárquicos, y que no deberían tener vigencia, en la actualidad son expresiones que deberían ser tiradas al tacho de la basura. El cambio sería por las palabras: políticos honestos o politiqueros deshonestos, es decir son buenos o malos. Los políticos buenos son felices, aunque les vaya mal. Los politiqueros malos son infelices, aunque les vaya bien.

Considero que los conceptos de izquierda y derecha política no sean, según el criterio de muchos, los más idóneos para definir la identidad política de los ciudadanos, el hecho es que son aún frecuentes para posesionar planteamientos y posturas ideológicas en la actualidad. El término “izquierda” y el término “derecha” en su significado político tienen su origen en el marco de la Revolución Francesa. Tras la toma de la Bastilla (14 de julio de 1789), se conforma en Francia la Asamblea Nacional Constituyente, la cual tenía como uno de los objetivos la redacción de una Constitución y por supuesto la decisión del futuro político del país.

El origen histórico de esta oposición debe buscarse en un hecho fortuito, la ubicación geográfica de los delegados con diferentes orientaciones doctrinales. En efecto, en oportunidad de debatir sobre el peso de la autoridad real frente al poder de la asamblea popular en la futura Constitución, los diputados partidarios del veto real (en su mayoría pertenecientes a la aristocracia o al clero) se agruparon a la izquierda del presidente (posición ligada al hábito de ubicar allí los lugares de honor quienes se oponían a este veto se ubicaron a autoproclamándose como «patriotas».

Lic. Ricardo Ordóñez Jaramillo.