Columnas: Carta al señor presidente

Exclusivo
Opinión

Columnas: Carta al señor presidente

Señor presidente, a través de estas líneas reciba usted el saludo sincero de la U. Tecnológica Empresarial de Guayaquil (UTEG), que me honro en dirigir y representar.

Señor presidente, a través de estas líneas reciba usted el saludo sincero de la U. Tecnológica Empresarial de Guayaquil (UTEG), que me honro en dirigir y representar. Estuve en el Encuentro de Rectores al que gentilmente me invitó, el pasado 3 de octubre, que se enmarca en la política de diálogo del Gobierno Nacional para acercar a los actores que conforman el Sistema de Educación Superior del país.

Con optimismo escuché las intervenciones y sin duda su liderazgo y el de su equipo de trabajo al frente de la Senescyt, buscan apuntalar uno de los sectores más sensibles y de tanta importancia para el país, la educación superior. Lo muestra la reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior -LOES- que resalta la autonomía responsable universitaria, el cogobierno, potencializando la educación tecnológica como tercer nivel, creando maestrías tecnológicas, formación que será ofertada por universitarios, universidades y escuelas politécnicas, considerada como la democratización de la educación tecnológica para que su meta planteada al 2021 de incrementar la matrícula de educación superior a más del 27% y al 31%, se cristalice. Y se formará a nuestra ciudadanía, como una opción de profesionalización e inserción al campo laboral en áreas de la industria y producción, ejes dinamizadores de la economía.

Dejemos atrás épocas de persecución a la U. particular, donde no era posible trabajar, avanzar ni mucho menos innovar bajo un modelo controlador. La U. particular puede contribuir mucho. Debemos ser parte del cambio y trabajar en el fortalecimiento mutuo de la confianza entre Estado-universidad-sociedad.