Exclusivo
Opinión

Crecen infanticidios en nuestro país

Imagen icono1-1

El Ecuador acaba de sentirse profundamente conmovido y horrorizado ante la noticia de un nuevo infanticidio, esta vez cometido en la provincia de Loja, siendo la víctima una niña de 9 años y el autor de tan perverso crimen un instructor de baile y promotor de actividades lúdicas, que ya se confesó como culpable e, incluso, señaló el lugar donde los restos calcinados de la pequeña habían sido arrojados.

Este crimen, desgraciadamente, no es una excepción en momentos en que se siguen descubriendo graves atentados contra inocentes infantes de ambos sexos, cometidos por psicópatas sexuales o pedófilos, algunos de los cuales, no contentos con su depravación, se convierten también en asesinos al quitarles la vida de una salvaje manera a quienes han ofendido.

Seguramente esta situación, que se conoció a partir de abusos cometidos en escuelas y colegios, con delitos cuyos autores siguen aún en la impunidad, es el producto del consumo de drogas alucinógenas que se vende y consume, sobre todo, en centros educacionales pervirtiéndose a los alumnos menores de edad. Y, por supuesto, también a adultos que terminan siendo autores de abusos sexuales y de terribles crímenes, como el que acaba de ocurrir en Loja.