Editorial: Una ayudita de Colombia

Exclusivo
Opinión

Editorial: Una ayudita de Colombia

El presidente Guillermo Lasso recibió hace unos días a su homólogo colombiano, Iván Duque, para tratar varios temas de interés. Una de las cosas negativas que llegó con la pandemia fue el cierre de la frontera terrestre entre Ecuador y Colombia. Este fue uno de los temas tratados en la reunión que mantuvieron los jefes de Estado. El comercio entre ambos países siempre ha existido y con la llegada de la COVID, este se fue cuesta abajo.

De los temas que trataron, sin duda uno de los más importantes fue el penitenciario y la inseguridad dentro y fuera de las cárceles. Nuestro país ha alcanzado niveles máximos de inseguridad y a estas alturas del partido toda ayuda vendría bien, porque hasta el día de hoy la ola de sangre nos tiene a todos los ecuatorianos prendiendo velitas al santo de nuestra devoción pidiendo que nos cuide. Ojalá los ofrecimientos de ayuda para Ecuador lleguen lo más pronto posible, no solamente del país paisa, sino de todas las naciones y organizaciones que prometieron apoyar.

Mantenemos la esperanza de que vivimos en un mundo donde los buenos somos más y que la unión hace la fuerza. Hay situaciones que ameritan pedir ayuda y la crisis carcelaria es una de ellas. Que la visita del presidente de Colombia, Iván Duque, sea el punto de partida y que otros países se unan a esta guerra contra la violencia. Los ecuatorianos hemos perdido la libertad de salir a las calles sin miedo a que nos maten. Merecemos que la paz vuelva a gobernar.