Editorial: Más firmeza, menos tibieza
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

Editorial: Más firmeza, menos tibieza

Mientras la capital era azotada por los actos de vandalismo durante los 18 días del paro, el Municipio de Quito parecía ver la candela desde lejos. Sin tomar partido. El alcalde Santiago Guarderas ha dicho que se proveyeron los servicios a los ciudadanos. ¿Es suficiente? Quizás sí. Quizás no. La ciudad quedó indefensa, en medio del fuego cruzado entre el gobierno y los manifestantes, y la autoridad suprema de la urbe insistía –hasta el final– en un nuevo estado de excepción. ¿La solución? Quién sabe. Ahora que Quito sale de una crisis más fuerte de la ocurrida en octubre de 2019 necesita más firmeza y menos tibieza. Mano dura para levantar a la Carita de Dios otra vez.