Editorial: ¡Irresponsables!
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

Editorial: ¡Irresponsables!

Ni siquiera ha llegado diciembre y ya la irresponsabilidad absoluta, disfrazada de necesidad por trabajar, comienza a cobrar vidas en Guayaquil. Cada año ocurre lo mismo: en zonas del suburbio porteño convierten casas en fábricas ilegales de petardos y explosivos que se usan para fin de año; todos lo saben, incluso los vecinos, pero nadie lo denuncia. Nadie hasta que la muerte los ‘visita’ y les recuerda la complicidad en la que conviven, como sucedió este lunes.

Los irresponsables saben lo que hacen. Guardan sacos enteros de pólvora y ponen en riesgo a sus familias y a los vecinos. Las autoridades aún están a tiempo de realizar operativos y frenar esto. Y los vecinos de denunciarlos.

¿Cuál debe ser la sanción por almacenar petardos?

“Llamarles la atención sería lo primero. Si reinciden, que paguen una multa y prisión de, por lo menos, tres días para que aprendan”.

“La cárcel. El problema no es que se afectan los que almacenan, no es que se les quema la casa y pierden. Es que se convierten en potenciales asesinos de un vecindario”.