Editorial: En línea, hermano, en línea

Exclusivo
Opinión

Editorial: En línea, hermano, en línea

Ahora que Guayaquil se encuentra en nivel 3 de alerta epidemiológica, cambian las reglas para tratar de controlar el incremento de contagios por COVID-19 y su nueva cepa ómicron. Ya hasta nos estamos quedando sin pruebas PCR para detectar el virus, y todo esto nos obliga a tomar decisiones importantes y no permitir que este tema se nos vuelva a ir de las manos como ocurrió a inicios de la pandemia a principios de 2020.

Este bicho nos sigue cambiando, y nos ha llevado a nuevas costumbres, como por ejemplo los pagos en línea. Los canales virtuales para hacer los pagos de servicios como impuestos prediales, luz, agua, teléfono, entre otros, se encuentran activos para los usuarios y solo a un clic de distancia.

Esta medida, además de ayudar a evitar las aglomeraciones para reducir los contagios, tiene muchos más beneficios, como ahorrarnos tiempo, lo que de manera presencial podría tomarnos, con suerte, entre una y dos horas, y si lo hacemos a través de las aplicaciones no nos toma más de 15 minutos; además, no nos exponemos a los peligros que implica salir a la calle.

Ayudemos a evitar que este virus continúe propagándose, resuelva sus diversos asuntos por la vía más sencilla, la virtual, y no se ponga en la necedad de salir sin la debida protección. En línea, hermano, en línea...