Exclusivo
Opinión

Editorial: Muertos sin sepultura

Aunque no estemos al nivel, sobre todo por el número de habitantes, de otras naciones del mundo como EE.UU., India, Brasil, España, Francia, entre otras, la cantidad de víctimas letales por culpa de la pandemia del COVID-19 es muy alto y sin antecedentes en el país.

Y son muchas familias que han perdido a más de uno de los suyos y temen que con un posible rebrote de esta terrible peste que llegó desde la China, el número de fallecidos aumente en un próximo futuro. 

Pero lo que singulariza a la situación mortal ocasionada por el COVID-19 es que decenas de deudos no solo estén lamentando la ausencia definitiva de alguno o algunos de sus familiares sino que luego de ocurridos los decesos en los hospitales, ahora no se ha podido localizar sus cuerpos. La pandemia dejó no solamente un inmenso dolor, sino que a muchas familias no se les puede entregar los restos mortales que reclaman debido a que no han sido identificados ni siquiera con el uso del ADN. 

Este problema doloroso se replica en una serie de cantones de la provincia. Y se acusa así a la desesperación enorme de personas que quieren rendir tributo a sus muertos y saber que podrán visitar sus tumbas en los camposantos.
TE RECOMENDAMOS