Exclusivo
Opinión

Editorial: Nuevo salario básico

Es indudable que los dramáticos efectos de la pandemia del COVID-19 han reducido al límite la condición económica del pueblo ecuatoriano. Los continuos despidos en los sectores público y privado han dejado sin ocupación a más de un millón de ciudadanos. Y se calcula, además, que cerca de un 50 por ciento de la población económicamente activa gana menos que el sueldo básico, que es de 400 dólares.

Ante esta grave situación el Gobierno busca generar una política de equilibrio entre oportunidades y condiciones adecuadas, tratando de establecer una fórmula de cálculo del salario básico, sobre todo por la circunstancia que no se ha podido llegar a un acuerdo de empleados y trabajadores con la clase patronal, para el próximo año.

El ministro de Trabajo, Andrés Isch, hizo al respecto la correspondiente explicación sobre los intentos del Gobierno de favorecer a los que reciben sueldos ínfimos que no concuerdan con la realidad económica, en momentos en que se trata de superar la crisis por el coronavirus y la supresión, por parte del Estado, de una buena cantidad de organismos públicos y que ha generado despidos masivos.

La fecha límite para fijar el salario básico que regirá en 2021 será la próxima semana, pero de no haber un acuerdo, el Gobierno definirá la variación.
TE RECOMENDAMOS