Editorial: Otro paso atrás por el COVID

Exclusivo
Opinión

Editorial: Otro paso atrás por el COVID

El retorno obligatorio a clases presenciales, que estaba previsto empezar este mes de diciembre, ha sido suspendido por el COE Nacional ante la amenaza de la nueva cepa del COVID, detectada en Sudáfrica y que ya registra varios casos de contagio en Europa y también en América. Ya todo estaba listo para que los salones de escuelas y colegios empezaran a llenarse de a poco, pero el coronavirus no tiene compasión y debemos retroceder los pasos que habíamos avanzado.

La realidad es que aún sin saber de la existencia de la nueva cepa, muchos padres de familia no se sentían seguros de enviar a sus hijos a clases y la decisión del gobierno del retorno obligatorio no fue vista por muchos con buenos ojos, en especial en la Costa ecuatoriana, que pese a que el año lectivo está por acabar, debían acogerse a las disposiciones dadas.

Sería fatal volver a pensar en un confinamiento total como el que nos tocó vivir el año pasado. Quizás una de las ventajas que tenemos ahora es que ya conocemos un poco más sobre el coronavirus, ya sabemos cómo evitarlo y en caso de contagio también sabemos qué hacer. Es decir que depende de nosotros no permitir que este virus se siga propagando, y de las autoridades tomar las medidas necesarias para no dejar que esta nueva cepa ingrese a nuestro país. Porque no se trata de culpar al gobierno cuando los hospitales estén al 100% de capacidad sin poder recibir un paciente más, sino también del esfuerzo que hagamos cada uno de nosotros por cuidarnos.