Editorial: La placa del soborno

Exclusivo
Opinión

Editorial: La placa del soborno

El pasado lunes 21 de diciembre se develó, ejecutando una de las sanciones impuestas por los jueces que intervinieron en el caso, en una de las paredes exteriores de Carondelet, una placa en la que constan los nombres de los ciudadanos, encabezados por el expresidente Rafael Correa, que participaron en el bullado affaire de los sobornos que se cometieron en favor del partido político Alianza PAIS, cuando estaba en el poder, para financiar los gastos de una campaña electoral.

A más del exmandatario, sentenciado a ocho años de prisión y prófugo en Bélgica, constan en la placa los nombres de ocho exfuncionarios públicos y seis empresarios quienes, además, están obligados a pagar diferentes sumas de dinero con las cuales se recuperarían los fondos que por dichos sobornos afectaron al Estado.

El procurador general ha precisado en declaraciones públicas que “esta no es una celebración, sino que se trata de una diligencia judicial que lo único que demuestra es que en el Ecuador se cumple la ley”.

Se trata de la primera acción judicial de este tipo que se cumple en el país para dejar constancia de un acto de corrupción y que quede en la memoria de la población ecuatoriana los nombres de quienes cometieron un acto ilícito que debe ser castigado con todo el rigor del caso, quedando una muy seria advertencia para quienes en el futuro quieran cometer este tipo de delito.