SUSCRIBIRME POR $1/ 1 MES

Exclusivo
Opinión

Editorial: 8 zonas inseguras en nuestra ciudad

Está bien que la Policía Nacional haya advertido a la ciudadanía que hay 8 zonas muy inseguras en Guayaquil.

Está bien que la Policía Nacional haya advertido a la ciudadanía que hay 8 zonas muy inseguras en Guayaquil. Pero, además, lo que se debe hacer es intensificar la vigilancia en esas zonas, perseguir implacablemente a los delincuentes en ese y en todos los lugares a fin de que los guayaquileños y sus visitantes puedan transcurrir su tiempo sin sobresaltos ni temor.

Si bien es cierto que deben ser esas las zonas más peligrosas, casi no hay un lugar donde no se cometan crímenes, muchos de ellos atroces.

Con frecuencia se localizan cadáveres en los que está impresa la huella perversa del crimen, pues han sido asesinados en forma atroz, como esa mujer decapitada que se halló en una de las playas de la ciudad; o el hallazgo del cadáver de una joven oculto en los matorrales y muchos hechos que atormentan a los guayaquileños en la urbe.

Las ocho zonas inseguras se deben convertir, mediante la vigilancia estricta, en un lugar pacífico donde se pueda vivir al margen del miedo.

Si las fuerzas policiales son insuficientes aún con la promesa de enviar a Guayaquil otros 700 policías, hay que volver a la vigilancia permanente combinada entre Policía y Fuerzas Armadas.

Guayaquil tiene que ser una ciudad pacífica y segura.