Editorial: Detener asaltos con agresiones

Exclusivo
Opinión

Editorial: Detener asaltos con agresiones

En los últimos días de la semana que terminó recién se dieron continuas situaciones de asaltos a damas, señoritas y señoras en diferentes barrios, ciudadelas y sitios de la urbe.

En los últimos días de la semana que terminó recién se dieron continuas situaciones de asaltos a damas, señoritas y señoras en diferentes barrios, ciudadelas y sitios de la urbe. Esto no llamaría la atención y estaría en la regla general de la tendencia que en los últimos tiempos en Guayaquil, la delincuencia parece decidida a desafiar la vigilancia y el poder disuasivo y represivo de la Policía.

Parece que estamos ante una nueva modalidad de robos con insultos y agresiones a mujeres. En diferentes sitios de la ciudad se han dado. Ellas caminan con temor, porque de pronto aparecen delincuentes, a pie o en moto, pero siempre en gavilla, para atracarlas. No solo les roban, sino que además se dan situaciones en las que los ladrones las amenazan con armas e incluso, cuando se resisten, las golpean en el suelo y arrastran.

Estos hechos señalan que los ladrones han pasado a una nueva modalidad, pues ya no solo escogen a los varones. Ahora seleccionan como indefensas víctimas a las mujeres. Pero lo grave es que últimamente acuden a golpearlas y patearlas para robarles. Esto debe llamar la atención para que la Policía y los moradores de los distintos barrios se organicen y vigilen para que este tipo de robos con agresiones termine pronto.