Editorial: Obra monumental que Guayaquil necesitaba

Exclusivo
Opinión

Editorial: Obra monumental que Guayaquil necesitaba

Una obra que fue durante algunas décadas un importante proyecto por las necesidades de conexión y ante el incesante crecimiento del puerto principal y que se había venido postergando.

Una obra que fue durante algunas décadas un importante proyecto por las necesidades de conexión y ante el incesante crecimiento del puerto principal y que se había venido postergando, mencionándose múltiples causas o pretextos, es la que fue anunciada recientemente por el presidente Lenín Moreno, quien oficializó el concurso para la construcción del Viaducto Sur de Guayaquil que, llevada a cabo por una firma nacional o extranjera, escogida mediante licitación, deberá ser construida en el lapso de cuatro años, demandando una inversión privada (que será por supuesto sufragada por el Estado en un plazo conveniente) de 1.141 millones de dólares.

Este viaducto, que tendrá 44.2 kms de extensión total y contará con 3 puentes, uno de los cuales será el más largo del país, no solo que solucionará múltiples necesidades y problemas para la gran zona de la cuenca del río Guayas, en su conexión con los sectores aledaños sino que, además, según las propias declaraciones del primer mandatario, creará miles de puestos de trabajo en forma directa e indirecta.

Es una importante noticia que le da mayor realce a las fiestas libertarias de Guayaquil y que constituirá, además, una fuente del progreso para todo el Ecuador.