Exclusivo
Opinión

Editorial: El más largo feriado

Por decreto del presidente de la República, se fijaron 2, 3, 4 y 5 de noviembre como descanso obligatorio; lo que con el sábado 5 y el domingo 6 hacen cinco días en la semana los de asueto.

Por decreto del presidente de la República, se fijaron 2, 3, 4 y 5 de noviembre como descanso obligatorio; lo que con el sábado 5 y el domingo 6 hacen cinco días en la semana los de asueto.

El largo feriado suele traer como consecuencia la movilización de millares de ecuatorianos que visitan las playas, las ciudades importantes y los lugares de esparcimiento serranos y costeños. Esa movilización impulsa la economía que se halla deprimida, y disputan sus consecuencias especialmente los hoteles y los restaurantes que sentirán un alivio con el decreto de descanso obligatorio.

Sin embargo, ocurre que con la alegría de la celebración también se produce la tristeza de las tragedias que suceden con los accidentes viales que suelen dejar algunas víctimas, y que ocurren por falta de una estricta vigilancia o la irresponsabilidad de los conductores que imprimen velocidades excesivas a sus vehículos, o estos se hallan sin las condiciones de seguridad necesarias.

Esperemos que este feriado no deje dolorosos sucesos de accidentes mortales, y que cuente con la vigilancia más estricta.