Guayaquil y las fiestas octubrinas

Exclusivo
Opinión

Guayaquil y las fiestas octubrinas

ESTAMOS YA EN plenas fiestas octubrinas, recordando que en Guayaquil se inició, el 9 de Octubre de 1820, la independencia de lo que luego sería la República del Ecuador, etapa que culminó con la Batalla del Pichincha del 24 de Mayo de 1822. Muchos conterráneos han insistido en que se debería rectificar y dejar establecido, de una vez por todas, que el Mes del Guayaquileñismo debe ser octubre y no julio, mes de la fundación de nuestra ciudad (un 25 de Julio) porque así lo estableció una dictadura militar el año 1974, queriendo congraciarse con los habitantes de una ciudad que siempre demostró su adversidad a toda dictadura. Además, ese Momento de Unción Cívica quedaría más apropiado en octubre. Ya nos imaginamos el día nueve, en pleno desfile cívico-militar, que a las 12 en punto de ese día se interrumpan los eventos solo por poquísimos minutos. Tendría mucho más impacto que lo que sucede ahora, que la Unción Cívica es el 25 de Julio, actual Mes del Guayaquileñismo, aunque no tiene nada que ver con la lucha independentista.

---

ADEMÁS, EL HECHO, de “correr” el feriado del martes 9 al lunes 8, para favorecer al turismo interno, tiene su ángulo positivo. Pero muchos guayaquileños, incluyendo este servidor, somos partidarios de que este feriado debería ser inamovible, por la enorme importancia histórica de la fecha. Así, mañana 9 habrá desfiles y actos solemnes en pleno día laborable, lo cual resulta absurdo y confuso.