Las aulas del terror
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

Las aulas del terror

Los establecimientos de educación del noroeste de Guayaquil, que deberían ser espacios para el aprendizaje y desarrollo de los niños, son aulas del terror. Docentes, alumnos y padres de familia están sometidos por el régimen criminal.

Los más de 300 mil estudiantes de este distrito no solo están expuestos a balaceras, extorsiones y a la venta de drogas, también a encontrarse en el camino con restos humanos en sacos y hasta artefactos explosivos.

Nadie se siente seguro ni con agentes patrullando los exteriores de escuelas y colegios. Al paso que vamos, las autoridades deberán pensar en una alternativa para lo que resta del año lectivo o inicio del próximo.

¿Deben suspenderse las clases por inseguridad?

“El resguardo policial es la medida más urgente, incluso debería contarse con la presencia de militares, ya que esta función también se puede cumplir”, Nelson Lindao, ciudadano.

“Deberían reubicarlos en otras escuelas. La educación virtual no es una opción porque no se aprende como deberían, van quedando vacíos”, Génesis Caña, ciudadana.