Exclusivo
Opinión

Una crisis persistente

Hasta tanto, tengamos paciencia y evitemos el rebrote del virus, como -lamentablemente- está ocurriendo ahora en España y otras regiones europeas, así como en ciertos estados norteamericanos.

Ya estamos a menos de tres meses de que termine el año 2020. Nadie imaginó que sufriría con una pandemia de la generación actual, el coronavirus, que arrancó en China. El virus se ha difundido por todo el mundo, y en Europa comenzó afectando principalmente a España e Italia que recibió visitas de chinos que, sin quererlo, se encargaron de desparramar el virus por donde llegaban, y después al continente americano, por supuesto.

Entre los países más afectados están Estados Unidos, en América del Norte, y Brasil en América del Sur. Y eso, en buena parte, debido a que tanto el presidente Donald Trump, como su colega brasileño Jair Bolsonaro, al principio le dieron escasa importancia al mortal virus, y ahora figuran entre los países con mayor número de víctimas mortales por una “gripecita” como despectivamente mencionaron a inicios de este año.

En todo el mundo y también entre los ecuatorianos, por supuesto, hay una notoria crisis económica por el cierre de empresas por todos lados. Ya se anuncia el posible resultado de científicos ingleses, norteamericanos, chinos y rusos, lo cual se podrá evidenciar a principios de 2021, en el mejor de los casos. Hasta tanto, tengamos paciencia y evitemos el rebrote del virus, como -lamentablemente- está ocurriendo ahora en España y otras regiones europeas, así como en ciertos estados norteamericanos.

TE RECOMENDAMOS