Exclusivo
Opinión

Editorial: La basura que dejan los barcos

Ya ha merecido más de un comentario de la prensa ecuatoriana el persistente dolor de cabeza que significa para nuestro país, en determinados meses del año, el abuso de buques pesqueros extranjeros, chinos en su gran mayoría, que arrasan con lo mejor de nuestras aguas marítimas a cambio de nada.

Pero lo que merecía mayor atención es el doble daño que se le está causando a los ecuatorianos, pues por un lado se nos llevan lo mejor de nuestras aguas territoriales, y por otro nos dejan montañas de basura, muchas de las cuales van a depositarse en las playas de las Islas Galápagos que, no es demás repetirlo, se trata de un patrimonio soberano del Ecuador.

Es decir que cientos de buques pesqueros se llevan lo mejor de nuestras aguas y, lo que es peor, van dejando basura con todos los riesgos y peligros que eso pueda significar.

Porque no es lo mismo que un buque mercante cualquiera arroje sus desperdicios en el extenso mar por donde navega, pero otra cosa es que tan enorme desperdicio contamine las aguas de un determinado país, después de arrebatarle las riquezas de sus aguas.

Es decir que nos castigan por todos lados. ¿Quién puede respondernos? ¿Por qué no planteamos los enérgicos reclamos del caso? Es necesario defender con todas nuestras fuerzas la riqueza natural que nos ofrece la región insular de nuestro país.

TE RECOMENDAMOS