Exclusivo
Opinión

Editorial: Código de salud vetado

El Código Orgánico de la Salud (COS) cuya elaboración y final aprobación, el pasado 25 de agosto, necesitó ocho años de discusiones y propuestas en la Asamblea, fue vetado íntegramente, en medio de una general sorpresa, por el presidente de la República, Lenín Moreno, el viernes 25, quien justificó su actitud al calificar el trabajo de la Legislatura como desactualizado y estructuralmente inaplicable.

Esta resolución del primer mandatario ha provocado, como era de esperarse, la reacción de la mayoría de los legisladores que son los autores del texto rechazado desde Carondelet y cuya nueva elaboración requerirá, por lo menos, el plazo de un año para la redacción del nuevo código, con el inconveniente, además, que quienes tengan que votar para su aprobación, serían los nuevos asambleístas que se elegirán en las elecciones de febrero del próximo año.

Entre las causales del veto se señala la preocupación presidencial de que con el texto aprobado por la Asamblea se atentaba contra la autonomía del IESS al convertirlo en un ente público. Es posible, además, que el tema del aborto, que había sido impugnado por la Iglesia católica, habría influido en la decisión tomada por el Ejecutivo que entre otras justificaciones señaló que el código elaborado en la Legislatura carecía de criterios técnicos y científicos, además de tratarse de un texto demasiado extenso.

TE RECOMENDAMOS