Exclusivo
Opinión

Editorial: Disciplina preventiva

Pese a que el estado de excepción establecido por el gobierno para evitar mayores efectos -muchos de tipo letal-, por la pandemia del COVID-19, concluyó el 13 de este mes, las autoridades dispusieron seguir conservando en la población el llamado Sistema Nacional de Salud, para garantizar las medidas imprescindibles que eviten sumar nuevos casos de contagios y muertes en el país.

Y es que hay reglas elementales que se deben seguir observando en la población, entre ellas el uso obligado de mascarillas y el distanciamiento social. Desgraciadamente, en determinados sectores tales recomendaciones no se cumplen. Incluso, la fuerza pública ha tenido que intervenir para que se impida la celebración de “muy alegres” reuniones con decenas de personas que por supuesto no acatan las normas elementales de protección. Asimismo, en la capital de la República, en el transporte citadino, no se observa el aforo dispuesto para la ocupación de solo una parte de los vehículos e impedir pasajeros de pie.

Las medidas preventivas son claves en esta nueva fase en que ha entrado el país, tras más de 4 meses con severas restricciones para evitar el contagio y no exponer a las personas más vulnerables, como son las de la tercera edad. Es necesario que el colectivo ecuatoriano tome conciencia de la necesidad de la protección de cada persona, ya que al hacerlo evita el contagio de los demás.

TE RECOMENDAMOS