Exclusivo
Opinión

Editorial: Una ley conflictiva

Una larga espera ha tenido que sufrir el proyecto de la Ley de Dolarización que, por dos oportunidades, ha sido devuelto al Ejecutivo por el Consejo de Administración Legislativa (CAL), al considerar que su texto era inconstitucional en alguna de sus partes. Ante esta situación y frente a la posibilidad de que se produzca un nuevo rechazo, el Gobierno está trabajando en base a esquemas alternativos que puedan permitir, en un próximo futuro, que se dé el financiamiento que se persigue a través del mercado internacional.

Siendo que en esta oportunidad el CAL ya aprobó el proyecto, el presidente de la República, Lenín Moreno, se ha mostrado optimista luego de que el trámite legislativo en el plenario de la Asamblea ya se inició. Al respecto, ha expresado que espera su aprobación dentro de pocos días. Cabe destacar que ante una nueva respuesta negativa, el FMI, como ya lo ha advertido, se negaría a conceder un préstamo por más de cuatro mil millones de dólares que Ecuador le ha solicitado.

En el citado proyecto se establece, sobre todo, la autonomía del Banco Central del Ecuador, lo que había sido uno de los puntos conflictivos por el que hasta el momento se ha dilatado la aprobación.

El ministro de Finanzas, Mauricio Pozo, no señaló cuáles serían las alternativas en caso de ser negado el proyecto por el plenario.