Exclusivo
Opinión

Fin del estado de excepción

Estas medidas seguirán en vigencia hasta octubre y desde esa fecha se irá atenuando su severidad ante la necesidad de una recuperación tanto en el sector público como privado que ha provocado grandes pérdidas.

El día de ayer, domingo 13 de septiembre, por disposición gubernamental, dejó de tener vigencia el estado de excepción en todo el país, el mismo que había sido establecido por el COE nacional para combatir los efectos de la nociva y hasta letal pandemia del coronavirus. Con más de 116.000 personas contagiadas en los últimos seis meses y más de 7.000 muertos confirmados de la COVID-19, Ecuador empieza hoy la llamada nueva normalidad, aunque con ciertas normativas para evitar que la pandemia se desate.

Pero la autoridad municipal de Guayaquil, sin embargo de que la curva de contagio ha descendido notablemente en la ciudad, a diferencia de Quito, ha exigido que el COE cantonal siga manteniendo las restricciones que hasta hoy se han venido observando, sobre todo en lo que tiene que ver con el uso de mascarilla, la distancia social, las clases virtuales dictadas en escuelas, colegios y universidades, así como la movilización vehicular y, finalmente, que se siga manteniendo la prohibición para la reapertura de bares, discotecas y prostíbulos.

Estas medidas seguirán en vigencia hasta octubre y desde esa fecha se irá atenuando su severidad ante la necesidad de una recuperación tanto en el sector público como privado que ha provocado grandes pérdidas.

TE RECOMENDAMOS