Exclusivo
Opinión

EXTRA lo advirtió

Y es que cualquier persona que quiera visitar a un familiar o amigo recluido es revisado de la manera más minuciosa y a veces por demás molestosa.

La más divulgada noticia de la semana anterior fue, sin duda, la masacre de reclusos en las cárceles más abarrotadas del país, ubicadas en Guayaquil, Cuenca y Latacunga. Los sangrientos hechos dejaron el trágico saldo de más de 80 fallecidos, y pasaron momentáneamente a un segundo plano los reclamos del candidato presidencial Yaku Pérez, quien sigue exigiendo un segundo y minucioso conteo de votos de las elecciones recientes, un problema que aún sigue pendiente.

Y es que la trágica muerte de presos en 4 cárceles distintas es una espeluznante noticia que ha dado la vuelta al mundo, lo cual no le ha hecho ningún favor a Ecuador. Y evidencia la falta de control y cómo se comunican dentro de las cárceles de una ciudad a otra...

EXTRA, el Diario de mayor circulación del país, ya previno lo que vendría debido a la pugna de poder entre las más peligrosas mafias del país. Y advirtió que las autoridades policiales respectivas deberán tomar con tiempo las precauciones del caso, pero esas advertencias como que cayeron en saco roto.

Todo ocurre por la falta de un mayor control de las autoridades policiales o por la desesperada complicidad de quienes deben controlar las cárceles.

Y es que cualquier persona que quiera visitar a un familiar o amigo recluido es revisado de la manera más minuciosa y a veces por demás molestosa.

Sin embargo, “otros visitantes” logran pasar armas, teléfonos celulares o cualquier producto de contrabando para sus allegados recluidos que de seguro ahí dentro, donde se encuentran, deben tener algún privilegio...