Exclusivo
Opinión

Libre importación de vacunas

Así pues, una noticia muy positiva fue la que hicieron varios alcaldes ecuatorianos que están dispuestos a que sus municipios cedan la deuda...

Ante el repunte del contagio de la pandemia de la COVID-19, las autoridades municipales de varios cantones del país, sumándose a la iniciativa y al pedido hecho por la alcaldesa de Guayaquil, que luego fuera fecundado por los alcaldes de Quito y Cuenca, se anunció que se solicitará al Gobierno Nacional la correspondiente autorización, conjuntamente con la empresa privada de las vacunas contra el coronavirus, y con los diferentes centros farmacéuticos del mundo que la producen.

En respuestas a tales pedidos de los gobiernos seccionales, el presidente de la República, Lenín Moreno, hizo pública su decisión de permitir esta importación directa aunque advirtiendo claramente que al hacerlo deberá cumplirse con una serie de requisitos además de que la vacunación de la población deberá ser gratuita y debidamente promocionada.

En algunos países americanos, sobre todo Argentina y Perú, el favoritismo en la aplicación de las vacunas, prefiriendo a parientes y a funcionarios públicos, ha provocado juicios políticos y renuncias de altos miembros del gobierno. En nuestro país se presentaron juicios al ya renunciante ministro de Salud en la Asamblea, acusándolo de tráfico de influencias.

Así pues, una noticia muy positiva fue la que hicieron varios alcaldes ecuatorianos que están dispuestos a que sus municipios cedan la deuda que el Estado mantiene con ellos a cambio de la adquisición de las dosis que se precisan.