Exclusivo
Actualidad

Incendios forestales: más de 500 hectáreas 'achicharradas' en Azuay

La cifra corresponde a 2020. Hay una campaña preventiva en marcha, pues estos desastres son en su mayoría provocados por la mano del hombre 

forestales
Grandes extensiones de vegetación siguen siendo afectadas por las llamas.Cortesía

Los incendios forestales no dan tregua, especialmente en zonas agrestes de la provincia del Azuay. El último de estos desastres se presentó la noche del miércoles 14 de octubre de 2020, en el sector de la loma de Llacao, al este de Cuenca, dejando 10 hectáreas de bosque de eucalipto 'achicharradas'.

Durante el reciente feriado del 9 de octubre se registraron 17 conatos de quemas forestales en los cantones azuayos de Santa Isabel, Oña, Cuenca, Sigsig, Chordeleg, Girón, Pucará, Gualaceo y Nabón, sumando un total de 37,06 hectáreas afectadas.

De acuerdo al informe de la Unidad de Monitoreo de Eventos Adversos del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), en lo que va del año un total de 507,58 hectáreas han sido afectadas por incendios forestales, siendo los cantones Cuenca (111.44 ha), Sigsig (78.93 ha) y Gualaceo (70.25 ha) los más afectados.

Sin embargo, la coordinadora Zonal 6 del SNGRE, Paulina Padrón, comentó que “hay estadísticas importantes en Azuay de los últimos años que nos dan aliento para continuar con el esfuerzo; tal es así que pasamos de 1.557,82 hectáreas en el 2017, a 3.947,23 hectáreas en el 2018 y a 534,45 hectáreas en el 2019”.

EL FUEGO NO ES JUEGO

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, en conjunto con el Ministerio del Ambiente y Agua, Cuerpos de Bomberos y otras instituciones, presentaron en agosto de 2020 la campaña de prevención de incendios forestales “No más incendios forestales”, #ElFuegoNoEsJuego.

La iniciativa busca reducir notablemente estas quemas, pues se ha determinado que el  99 % de estos desastres son ocasionados por la mano del hombre. A propósito, la autoridades recordaron que el Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona con pena privativa de libertad de 3 a 6 años por provocar un incendio forestal, y en caso de existir la pérdida de vidas humanas, la sanción es de 13 a 16 años.

"Tomando en cuenta la nueva realidad, en los días libres la población se dirige a los parques nacionales, y espacios al aire libre, por ello llamamos a la ciudadanía a la corresponsabilidad con el cuidado de la naturaleza", indicó EL SNGRE mediante un comunicado.

RECOMENDACIONES

Para evitar este tipo de desastres, la autoridad en Riesgos pide a la ciudadanía tomar en cuenta lo siguiente:

1.  Si ve un incendio forestal repórtelo al 9-1-1 y aléjese de la zona manteniendo la calma, recuerde que iniciar una quema es un delito.

2. Las plantaciones son fuentes de trabajo y recursos, evite quemar los residuos de cultivos, los fuertes vientos de la época pueden provocar la expansión del fuego.

3. Si va de campamento recuerde recoger las botellas u objetos de vidrio, pues el sol, hace un efecto de espejo en estos materiales y sumado a la vegetación seca pueden provocar un incendio forestal.

4. Recuerde que los bosques son el hogar de mucha flora y fauna, una colilla de cigarrillos o un fósforo encendido son suficientes para incendiar un bosque.

5. Los bosques son el pulmón del planeta, recuerde si enciende una fogata debe apagarla bien con agua y tierra.

pomasqui

Construcciones seguras para no repetir lo de Pomasqui

Leer más

TE RECOMENDAMOS