Exclusivo
Actualidad

'Abuelito', el pana y excompañero de Efraín Ruales no pudo despedirse de él

Eduardo Molina trabajó casi una década en el canal del Cerro junto al actor. Ayer asistió al sepelio pero no pudo ingresar. No constaba en lista 

Eduardo Molina viajó desde el Guasmo sur para estar presente en el sepelio de su excompañero de labores.
Eduardo Molina viajó desde el Guasmo sur para estar presente en el sepelio de su excompañero de labores.ÁLEX LIMA

Pagar diez dólares por un flete y una hora de viaje no fue un esfuerzo para Eduardo Molina, porque su único propósito era poderle dar el último adiós a su “amigo” y excompañero de Ecuavisa, Efraín Alberto Ruales Ríos.

Sin embargo, el guayaquileño, de 67 años, quien laboró como mensajero por casi una década en el Canal del Cerro, no pudo cumplir su anhelo de despedirlo, antes de que sea sepultado en el camposanto Parque de la Paz, porque el ingreso solo estaba autorizado para familiares y amigos del actor.

El hermano del artista asesinado el 27 de enero, a manos de sicarios, habría proporcionado una lista a los guardias de seguridad del cementerio, ubicado en la avenida León Febres-Cordero, en la parroquia La Aurora. En esta constaban los nombres de los parientes y amigos del artista que podían ingresar.

El general Patricio Carrillo informó que el ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, ofreció una recompensa de 50 mil dólares para quien dé información verídica, oportuna, en relación al asesinato del conductor de televisión.

“Por gusto hice tremendo viaje. Le he rogado al guardia que me deje pasar, ya que Efraín era mi amigo, trabajamos juntos en Ecuavisa. Pero me respondió que espere a que termine el sepelio o que venga otro día. Ya tengo cuatro horas aquí afuera”, manifestó el adulto mayor, parado en la parte posterior del camposanto.

El ingreso solo estaba permitido para quienes estaban en una lista.
El ingreso solo estaba permitido para quienes estaban en una lista.ÁLEX LIMA

"Me decía: '¿Habla abuelito!'

Maldonado resaltó el cariño que sentía hacia Efraín, a quien trató durante los siete años que laboró para Ecuavisa. “Cuando me lo topaba por los pasillos del canal me decía ‘habla, abuelito’, me daba una palmada en la espalda y se iba con una sonrisa. Es dolorosa su partida. Siempre hay que estar con los amigos en las buenas y en las malas”, expresó con resignación.

“No lo podía creer, se me salieron las lágrimas. Cuando Ecuavisa cumplió 50 años organizó un campeonato y Efraín me regaló su camiseta. Conmigo fue un ser excepcional, mi amigo, el que me hacía bromas. Cuando salí del canal aún mantuvimos contacto”, recalcó el sexagenario.

Katty Silva y Jorge Espinoza también querían despedir a su animador favorito.
Katty Silva y Jorge Espinoza también querían despedir a su animador favorito.ÁLEX LIMA

Pero Eduardo no fue el único que se quedó con las ganas de despedir a Ruales. Kathy Silva Hurtado, quien reside en el sector de Mucho Lote (norte del Puerto Principal), reveló que desde hace ocho años veía los programas donde aparecía Ruales. “Con mi familia veíamos Así Pasa, La Panadería, ahora En Contacto. Me gustaba su carisma para animar. Un día lo vi en un centro comercial. Me le acerqué para hacerme una foto con él”, recordó la señora.

Junto a ella, también parado en los exteriores del camposanto estaba Jorge Espinoza Zambrano, otro de los admiradores del artista. “En mi casa mi familia ve el programa que conducía Efraín. No se lo pierden”, manifestó quien se movilizó desde el bloque 9 de Flor de  Bastión con la sola intención de despedir al animador favorito de su mamá.

Finalmente, a las 13:00 de ayer, en medio del dolor y desconsuelo de sus familiares y amigos fueron sepultados los restos del animador de televisión asesinado a tiros por sicarios.