Exclusivo
Actualidad

Fueron a una primera comunión, pero un auto los mandó pa'l cielo

Una familia se dirigía a celebrar un evento religioso en Latacunga, pero otro vehículo invadió carril y los impactó. Hay 4 muertos  y 3 heridos

Accidente - Cutuglahua - Fallecidos
Los familiares de Diego Pérez y sus hijas no podían creer lo que pasó. El hombre deja dos niñas en la orfandad.Karina Defas

Diego Pérez, Mariana Andrango, sus dos hijas y una de sus sobrinas viajaban en el auto rojo. Ellos se dirigían desde Quito hacia Latacunga a participar de una ceremonia de primera comunión de un familiar, pero otro vehículo no solo les impidió llegar al evento. También destrozó sus vidas.

Occurrió la mañana del domingo 18 de octubre de 2020, mientras la familia circulaba por el sector de Cutuglahua, en el sur de la capital. El carro de los Pérez-Andrango fue embestido por otro automotor que invadió vía por esquivar un bache.

El impacto provocó que el motor del vehículo de Pérez cediera hasta la cabina del conductor, matando en el acto a él y a su esposa. Sus dos hijas resultaron gravemente heridas y se recuperan en el hospital Baca Ortiz, norte de Quito. Mientras que la sobrina murió luego de salir ‘disparada’ por una de las ventanas del automotor siniestrado.

Diego Pérez era conductor de un camión. Solía transportar productos agrícolas entre provincias. Tenía 34 años.

ATACAZO1

Once turistas perdidos en el cerro Atacazo volvieron mojaditos y felices

Leer más

La niña, de 8 años fue de visita a la casa de Pérez, la semana anterior, porque quería jugar con sus primas. La idea era que regresaran juntas al evento religioso, pero al final eso no ocurrió.

La mañana de ayer, los familiares de los fallecidos fueron a retirar los cadáveres en la morgue de Mejía, en Machachi, para llevarlos a Latacunga.

La madre de Pérez estaba tan débil por la situación que se desmayó afuera del establecimiento y tuvo que ser atendida por paramédicos del Cuerpo de Bomberos de dicho cantón.

Accidente - Cutuglahua - Fallecidos
La parte delantera del auto en el que viajaba la familia quedó destruida.Karina Defas

Los familiares de las víctimas estaban preocupados porque todavía no recibían el informe policial de cómo sucedieron los hechos. En ese mismo momento, en la avenida donde ocurrió el accidente, personal del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) recogía versiones de los testigos y revisó las cámaras de seguridad de algunas propiedades para continuar con las pericias. El día del siniestro no lo pudieron hacer porque cayó un aguacero.

SOLO CAMINABA POR EL LUGAR

Además de los tres familiares fallecidos, había otro cadáver en la morgue que también fue víctima de este accidente. Era el de una niña, de 10 años, quien fue atropellada. Nelly Guachamín vio cómo ocurrió.

La mujer contó que la pequeña y su abuela regresaban a la casa con un costal de ropa cuando fue golpeada por un tercer vehículo que colisionó con los otros dos automotores.

Guachamín recordó con angustia que el carro se fue llevando a toda velocidad el cuerpo de la menor, dejando a la adulta mayor pasmada. “La abuelita se quedó con los brazos abiertos y llena de sangre”.

El conductor de dicho vehículo se encuentra recuperándose en una casa de salud, al igual que los dos ocupantes que viajaban en el auto que provocaría el siniestro.

TE RECOMENDAMOS