Exclusivo
Actualidad

“¡Levántate Miguel!”

El accidente ocurrido a las 05:00 de hoy domingo 20 de noviembre, se registró al final del puente que conecta Guayaquil con el denominado sector del cantón Samborondón.

Imagen thumbnail__MG_2597 copy
El siniestro se registró metros antes del ingreso a la ciudadela La Puntilla.Edisson Aleaga

Según testigos en el sitio, el exceso de velocidad habría sido la causa para que Miguel Ángel Rodas Mateo perdiera el control de la motocicleta de placa HU-054X que conducía, y terminara estrellándose contra una acera en los exteriores del conjunto residencial La Puntilla, en el sector comprendido entre la urbe porteña y Durán.

El accidente ocurrido a las 05:00 de hoy domingo 20 de noviembre, se registró al final del puente que conecta Guayaquil con el denominado sector del cantón Samborondón.

Ronald Montes, amigo del fallecido, indicó que a eso de las 05:30 de la mañana, la esposa de Miguel recibió una llamada con la que le dieron la fatal noticia. Ella, sin perder tiempo y luego de ir a buscarlo, le pidió que le haga el favor de llevarla en su moto. Incrédula, la mujer llegó al lugar y conforme se acercaba al sitio, solo le quedaba comprobar que lo que creía mentira, era cierto. Su esposo estaba muerto.

“¡Levántate Miguel, levántate!”, gritaba desesperaba, mientras sentada en el suelo frío, abrazaba el cuerpo inerte de su amado.

De lejos, Ronald observaba todo y entre tristeza y resignación, colaboraba con el personal de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), dando información y datos sobre su ´pana´.

A decir de la viuda, él había salido la noche anterior desde su casa en la cooperativa 5 de Junio en Durán, con rumbo al domicilio de un amigo en la vía Perimetral, diciéndole que terminada la reunión, se regresaba rápido a la casa; en el piso, 2 bandejas de comida que les llevaba a los suyos, quedaron tiradas en la vereda luego del impacto.

Al momento del siniestro, el occiso llevaba puesto el casco de protección. “Debió ser muy fuerte el impacto para que ni el casco lo salve”, relató Montes, quien añadió que Rodas era padre y dejaba a 2 niños en la orfandad.

El cuerpo presentaba diversas laceraciones y golpes, la más notoria, era un corte profundo que abarcaba casi toda la circunferencia de la muñeca izquierda.

Pasadas las 6 de la mañana y a la espera de la fiscal de turno para realizar el levantamiento del cadáver, otros conocidos y amigos llegaron hasta ahí para acompañar a la angustiada esposa, quien aferrada al cuerpo y con la ilusoria esperanza de que se levantara, se negaba a separarse del amor de su vida.

Finalmente, a las 06:30, el cuerpo de Miguel Ángel fue trasladado hasta la morgue.