Exclusivo
Actualidad

Fiscalía realizó allanamientos por caso Odebrecht

En la noche del 22 de diciembre y la madrugada del 23 de diciembre del 2016, el Fiscal Galo Chiriboga actualizó su cuenta de Twitter con algunas imágenes del allanamiento.

Imagen C0VXFh1WIAEz2YQ
El Aallanamiento a dos oficinas de compañía de Norberto Odebrecht en Guayaquil.Twitter de Galo Chiriboga

En la noche del 22 de diciembre y la madrugada del 23 de diciembre del 2016, el fiscal Galo Chiriboga actualizó su cuenta de Twitter con algunas imágenes del allanamiento realizado a las dos oficinas de compañía de Norberto Odebrecht en Guayaquil.

Según datos publicados en la cuenta de Twitter de la Fiscalía, en total se incautaron 52 documentos anillados, cuatro computadoras portátiles, discos externos, entre otras cosas y, según Chiriboga, cualquier documento o material digital que pudieran guardar relación en el caso Odebrecht.

Por su parte el exalcalde de Quito, Augusto Barrera, emitió un comunicado este 22 de diciembre del 2016 en su cuenta de Facebook. Ahí aclarara su posición sobre el caso Odebrecht y el Metro de Quito.

En el primero, de los nueve puntos de la publicación del exAlcalde, recalca que la “unica obra que fue desarrollada por esta empresa (Odebrecht) fue el componente vial de la Ruta Viva Fase I-II, la cual fue ejecutada y casi finalizada en nuestra administración, pero cuyo contrato fue cerrado en la administración de Mauricio Rodas”. en el ‘post’ se explica que el procedimiento de adjudicación de la obra estuvo a carto de la EPMMOP y, según Barrera, se realizó bajo los términos de una licitación pública internacional establecidos por la CAF, “institución que otorgó el crédito para la obra y la no objeción al proceso (...)”.

En cuanto a la Fase II del Metro de Quito menciona que se detuvo el proceso de recepción de carpetas para la adjudicación del proyecto debido al cambio de administración.

El gobierno del presidente Rafael Correa expulsó a la compañía en 2008 y pidió a la Fiscalía investigar los supuestos sobornos en el país.

Los documentos estadounidenses señalan que la firma pagó entre 2007 y 2016 unos 33,5 millones de dólares a funcionarios ecuatorianos.

En una nota, la presidencia pidió identificar a los funcionarios públicos involucrados como también a las personas que supuestamente operaron en nombre del gobierno.

Correa, en el poder desde 2007, expulsó a la firma brasileña en 2008 por irregularidades en la construcción de una hidroeléctrica. Tras un acuerdo, Odebrecht retornó en 2010 a Ecuador para asumir varias obras con el gobierno, que están en su etapa final.

A continuación la publicación completa de Augusto Barrera.