Exclusivo
Actualidad

Por un pasaje le partieron ‘el coco’

Según el conductor, diez personas lo agredieron. Fue a la Fiscalía a denunciar el hecho.

Foto de Sistema Granasa
El chofer Fernando Viteri acudió a la Fiscalía a denunciar el ataque. 2. El vendedor de golosinas que lo intimidó fue detenido.

Terminó con la cabeza rota y con ocho días de incapacidad. Fernando Viteri, conductor de un bus de la línea 3, resultó herido por reclamar el pago de un pasaje a un vendedor de golosinas. El hecho ocurrió ayer por la tarde.

Según el afectado, cuando estaba haciendo el recorrido en la unidad, en la intersección de las calles José Vicente Trujillo y Los Ríos, al sur de Guayaquil, el caramelero subió y marcó el sensor que detecta al usuario para el cobro del servicio. Viteri lo increpó. “Yo paré, lo empujé y le dije que se baje. Él me dijo, a la vuelta te espero porque te parto”, dijo el chofer.

Parecía que el ‘pito’ iba a terminar allí. Pero cuando el bus circulaba por la zona en una nueva vuelta, el vendedor subió con nueve personas más para agredirlo, refirió Fernando, quien dijo no pudo defenderse porque tenía puesto el cinturón de seguridad.

En ese momento unos pasajeros bajaron del vehículo y otros intentaron calmar los ánimos, pero el afectado ya había recibido la golpiza, aunque refirió que quien lo agredió había escapado del lugar.

Unos policías que pasaban por la zona intervinieron y trasladaron al herido y a los vendedores informales a la Fiscalía de la Unidad Judicial Albán Borja.

Viteri llegó con la camiseta manchada de sangre y una caja con el dinero de los pasajes, dispuesto a presentar la denuncia.

“El chofer le pegó un patazo y lo tiró abajo”, dijo un primo del vendedor, quien no se identificó y que también expende productos en el sector.

Las claves

Madre del detenido pidió llegar a un acuerdo

A la Fiscalía acudió la madre del caramelero detenido y ella pidió al chofer llegar a un arreglo para que su hijo no quede preso.

Afectado iba a analizar pedido de la señora

El chofer dijo que iba a conversar con su abogado, para ver si era conveniente aceptar la propuesta de la señora.