6 claves para elegir bien tu alquiler
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

6 claves para elegir bien tu alquiler

La relación entre arrendador y arrendatario puede ser difícil, problemas y quejas al alquilar una vivienda pueden existir. Evita tenerlos con esta guía básica.

Imagen alquiler
Escoge al arrendador y casa apropiada con estas recomendaciones.Internet

Alrededor de 2,7 millones de personas que viven en inmuebles alquilados en Ecuador, según un último Censo de Población y Vivienda del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC).

Generalmente el arrendador solicita al interesado diferentes garantías como cartas de recomendación e historial crediticio con la finalidad de saber si el arrendatario podrá cumplir con su obligaciones.

Sin embargo la relación entre arrendador y arrendatario puede ser difícil, problemas y quejas al alquilar una vivienda pueden existir.

Estadísticas de la Defensoría Pública, que recibe denuncias de inquilinos y arrendatarios, revelan que la causa más común es la terminación de los contratos por deudas. Otras razones denunciadas son desacuerdos en las garantías, quejas de ruido, destrozos, traspaso de dominio, entre otras.

Todos estos problemas podrían evitarse si el arrendatario, al igual que el arrendador, fuera más cuidadoso a la hora de seleccionar con quien concreta un alquiler.

Para que no te pase esto, te dejamos algunas recomendaciones, que según el portal de educación financiero Tus Finanzas, debes tener en cuenta para que escojas al arrendador y casa correcta:

1) Chequea su información pública

Buscar información sobre la situación judicial de la persona para ver si ha cometido algún delito, ha violado alguna ley, o si ha tenido algún juicio pasado con arrendatarios, es una de la acciones a tomar.

La idea es conocer si tu arrendador es una persona en la que puedas confiar.

2) Mira que dicen los vecinos

Para conocer un poco más sobre el propietario del lugar que vas alquilar, conversa con quienes viven en los alrededores.

Así sabrás si han interactuado con él y, si lo han hecho, cuál fue su impresión, si ha dado mantenimiento al lugar, o si han tenido problemas con él.

3) Contáctate con la administración del barrio o edificio

En caso que del lugar que vayas arrendar esté en una ciudadela privada o condominio, consulta si la propiedad está en buen estado y si está al día en el pago de alícuotas.

4) Inspecciona la propiedad

Esto servirá para darte cuenta de cualquier daño que exista. Si la propiedad está en mal estado, esto quiere decir que el propietario no le da importancia a hacer reparaciones. Busca defectos importantes como humedad, fugas de agua, ventanas rotas, y otras fallas que pueden hacer al bien poco habitable.

5) Haz las preguntas correctas

Hacer preguntas inteligentes al arrendador puede darte algunas alertas. Algunas preguntas que puedes hacer son: ¿Qué se incluye en la renta? y ¿Cómo se harán reparaciones? Además pide que describa a su arrendatario ideal.

6) Verifica si la persona es dueña de la propiedad

Esto lo puedes buscar en agencias donde se paga impuestos de la propiedad, o en el registro de la propiedad. Esto te permitirá conocer si el arrendador es legítimo y no alguien que se hace pasar por el dueño para hacer una estafa.