Exclusivo
Actualidad

En Argentina, una joven muere tras ser violada y empalada

El pasado domingo 9 de septiembre dos sujetos fueron detenidos, luego de ser señalados como los autores de la violación y muerte por empalamiento de una adolescente de 16 años, en Mar del Plata, Argentina.

padresviolada.jpg
El padre de la víctima, Guillermo Pérez, dijo que él y su familia están “destrozados” por lo sucedido.Cortesía

El pasado domingo 9 de septiembre dos sujetos fueron detenidos, luego de ser señalados como los autores de la violación y muerte por empalamiento de una adolescente de 16 años, en Mar del Plata, Argentina. La víctima, identificada como Lucía Pérez, murió tras ser penetrada por al menos uno de los acusados. El tipo, además de violarla, le introdujo un objeto “de manera violenta” vía anal.

El hecho ocurrió este sábado 8 de octubre. El cadáver de Lucía fue trasladado a la sala sanitaria de Playa Serena, por Matías Farías, de 23 años. El traslado se hizo a bordo de una camioneta conducida por Juan Pablo Offidiani, de 41, según indica la causa judicial. Se presume que la joven fue bañada y cambiada de ropa.

En un primer momento los médicos creyeron estar ante un caso de sobredosis de drogas. Sin embargo, tras la autopsia se estableció que la joven fue víctima de un ataque sexual.

Lucía fue a la casa de Farías, a quien conoció en el exterior de su colegio. En el lugar “se le proveyó cocaína, cigarrillos de marihuana y, una vez mermada la voluntad de la chica, se la sometió a un vejamen terrible. Fue violada vía vaginal y anal, no sólo con el pene del hombre, sino con un objeto contundente, como pudo haber sido un palo. Eso motivó que se produjera la muerte por infarto”, indicó la fiscal María Isabel Sánchez.

La autoridad precisó que Farías dijo a los médicos que la adolescente fue a su casa con drogas, que solo ella las consumió y que se descompensó tras mantener relaciones sexuales consentidas sólo con él.

Por su parte, el padre de la víctima, Guillermo Pérez, dijo que él y su familia están “destrozados” por lo sucedido. Aseguró que una compañera del colegio fue quien “la entregó a Farías”. “A mi hija se la presentó esa chica del colegio, porque él pedía chicas para que le fueran a comprar droga. Ella es la entregadora”, denunció.

Ambos detenidos se acogieron al derecho del silencio. De ser encontrados, culpables la pena sería de prisión perpetua. En lo que va del año, nueve mujeres han sido víctimas de femicidio en Mar del Plata.