Exclusivo
Actualidad

Un chico de 13 años asesinó a tiros a un ladrón

El chico no enfrentará cargos penales por ser inimputable. Y, de ser mayor de 18 años, se hubiese amparado en el uso de la legítima defensa.

2 DETENIDOS CON ARMA DE FUEGO
ReferencialEXTRA

Un argentino de 13 años tomó el arma que su padre utiliza para cazar y tiró contra uno de los cinco ladrones que, armado con una escopeta, amenazaba con matar a su madre y a su hermano de 11. Dos disparos entraron por la axila del delincuente, quien cayó muerto en el comedor pese a tener un chaleco antibalas. El hecho ocurrió la noche del 25 de octubre, en las afueras de Buenos Aires.

Diario El País, de España, reconstruye la historia. Según el padre del chico, su “hijo no para de llorar y no sé cómo lo voy a sacar de eso. Al menos los ladrones tuvieron códigos y escaparon sin disparar a mi familia. Podrían haber hecho un desastre”.

Para ingresar a la casa, maleantes rompieron un alambrado perimetral. Cuando la dueña llegó con su auto la metieron en la vivienda, donde estaban sus dos hijos de 11 y 13 años. “Mi esposa abre la puerta y se meten con ella, la golpean, le tiran de los pelos. El nene más chico, asustado, cerró la puerta de la habitación del más grande. Como no se dieron cuenta de que estaba, mi hijo mayor agarró mi arma, se asomó por el comedor, vio que tenían al más chico con una pistola en la cabeza, apuntó y tiró”, contó el padre al diario español.

El papá justificó al muchacho argumentando que “él sabe que si entran ladrones debe darles todo, pero reaccionó como pudo. Ahora a mi casa no quiere volver más, mató a una persona, el muerto quedó tirado en el suelo”. Cuando los delincuentes vieron a su compañero fallecido, dispararon y huyeron. Una de las balas rebotó en una reja y rozó la cabeza del niño más pequeño, provocándole un corte profundo pero sin consecuencias.

Un sondeo realizado en septiembre por la consultora Managment & Fit para el diario Clarín determinó que la inseguridad es el tema que más inquieta al 34% de los argentinos, el doble que en agosto. A principios de octubre, Mauricio Macri ordenó el despliegue de 6.200 efectivos federales en las periferias de Buenos Aires, la zona más golpeada. Las cifras señalan que los homicidios y robos han aumentado un 10% desde 2005 en el país del sur.

El chico no enfrentará cargos penales por ser inimputable. Y, de ser mayor de 18 años, se hubiese amparado en el uso de la legítima defensa.