Exclusivo
Actualidad

Armas traumáticas y municiones... en un urinario de las bahías de Guayaquil

La Policía fue alertada de que en la zona operaba un receptor de estos artículos prohibidos y se detectó dos pistolas con 198 cartuchos

traumaticas
El material incautado en un inmueble que funciona como servicio higiénico, en ese sector comercial del centro de Guayaquil.Cortesía

Dos pistolas traumáticas de las marcas Ekol y Zoraki, y 186 cartuchos de diversos calibres, retuvieron agentes uniformados en la calle Villamil, en la zona comercial conocida como las bahías de Guayaquil.

El operativo se desarrolló a las 11:00 del domingo 15 de noviembre, cuando un equipo de campo de la de la Unidad de Investigaciones de Delitos contra el Derecho a la Propiedad (Sidprobac-Zona 8) realizaban tareas investigativas en el sector. Allí fueron informados de que una persona ubicada a la altura de uno de los edificios del sector, receptaba objetos de dudosa procedencia.

Consecuentemente, con ayuda de un equipo de la Dirección General de Inteligencia (DGI), trataron de ubicar al sospechoso, quien al final no fue localizado, por lo que decidieron realizar un registro en un inmueble asignado como urinario. Allí encontraron las dos armas traumáticas, esas que disparan proyectiles de goma.

Junto a las dos pistolas, los agentes hallaron 186 cartuchos de diferentes calibres.

No están permitidas

Las armas traumáticas son una alternativa al empleo de armas letales. Fueron creadas para repeler una agresión sin necesidad de causar graves daños o, tal vez, la muerte. Son diseñadas para disparar cartuchos cargados con agresivos químicos o proyectiles de goma, hasta un accesorio –denominado Alternative Ballistic–, que se instala en un arma cargada con munición letal y que la transforma en una traumática.

 Al igual que las armas letales, su tenencia no está permitida para la población ecuatoriana, aunque algunas instituciones de tránsito, que trabajan con agentes civiles, han solicitado al Gobierno Nacional que les permita portarlas para defenderse de los ataques que suelen sufrir estos elementos, en el ejercicio de su oficio.

El caso de las armas y cartuchos hallados en las bahías fue puesto en conocimiento del fiscal de turno, quien dispuso que los indicios encontrados sean ingresados en una de las bodegas de la Policía Judicial.

RELACIONADAS
TE RECOMENDAMOS