Exclusivo
Actualidad

Un asado terminó en la detención de un extranjero

Un peluquero disparó, de la nada, un arma en su local. Ocurrió en La Magdalena, sur de Quito.

WhatsApp Image 2021-01-17 at 16.46.14
Agentes de Criminalística recogieron las evidencias.Daniela Moina

Este domingo, la peluquería ubicada en la calle Hualcopo y Cañaris, en La Magdalena, sur de la urbe, permaneció cerrada luego de que de allí se detonaran varios disparos la tarde anterior.

Los vecinos no saben aún la razón por la que un hombre de 25 años sacó el arma y disparó en la puerta del negocio en el que él mismo trabajaba, desde hace casi un año.

Una de las vecinas, quien prefirió guardar su nombre, contó a EXTRA que esa tarde los trabajadores, de nacionalidad venezolana, decidieron hacer un asado. “Solo se escuchaba música y conversación”, comentó.

De repente, toda la cuadra se estremeció con al menos diez detonaciones. Aparentemente, el hombre se encontraba en estado etílico, según la moradora. “No sé qué le pasó, se alocó”, agregó la mujer.

Él había sido miembro del Ejército en Venezuela, pero debido a la crisis de ese país llegó a Quito hace casi un año para trabajar como peluquero.

Uno de los moradores llamó al ECU-911 y poco después varios policías llegaron al sitio. Miembros de la Unidad de Criminalística también arribaron al negocio y tomaron evidencias para continuar con las investigaciones, mientras uno de los asistentes del asado esperaba sentado junto a la puerta, aún aturdido.

El coronel Enrique Bautista, comandante del Distrito Eloy Alfaro, al que pertenece esta zona, informó que el sospechoso de los tiros permanece detenido mientras los uniformados hacen las pericias. Tampoco se conoce aún de dónde sacó el arma el venezolano.

“Pensamos que mataron a alguien con tantos balazos”, comentó un joven que salió de su casa para saber lo que ocurría esa tarde. Bautista confirmó que no se registraron fallecidos ni heridos.

La moradora explicó además que el sospechoso nunca había tenido problemas en el barrio y que no había mostrado comportamientos violentos anteriormente. “Es súper tranquilo, conversa con todos. Por eso sabíamos que fue militar en su país”, agregó.

Sin embargo, conoció que debido al escándalo que se formó el sábado, la dueña de casa le habría pedido al joven que desocupe el local en el que funciona la peluquería. “Estas cosas no pasan aquí, por eso es que todos quedaron asustados”, concluyó la mujer.