Exclusivo
Actualidad

En la cooperativa El Buen Vivir no todo hace honor a su nombre

Los problemas de drogas, violencia intrafamiliar y el robo a personas fueron ventilados en una asamblea vecinal promovida por la Policía Nacional

comunitaria
Los moradores participaron de las charlas que les dio la Policía Comunitaria, con miras a solucionar sus problemas.Cortesía

En el populoso sector de Monte Sinaí, específicamente en una polvorosa explanada de la cooperativa El Buen Vivir, policías del Distrito Pascuales instalaron con moradores del sector una asamblea comunitaria en la cual, de manera abierta, la ciudadanía expuso los problemas que tienen por la presencia de adictos a las drogas, violencia intrafamiliar y el robo a personas.

Tras ser expuestas todas las inquietudes por parte de los moradores, los uniformados les dieron a conocer parte del portafolio de servicios que presta la institución del orden, por intermedio de la Policía Comunitaria (Polco). Además la Polco invitó a los vecinos a ser parte de ellos, creando un chat comunitario y otras iniciativas para la tranquilidad vecinal, como por ejemplo: ser parte del sistema de emergencia Botón de seguridad y del programa Barrio Seguro.

Asimismo, los uniformados invitaron a la gente a organizar y participar, junto con la Policía, de charlas sobre violencia de género y antinarcóticos.

El propósito de estas asambleas en este y otros sectores de Guayaquil, es buscar consensos en temas de seguridad ciudadana y en cumplimiento a uno de los pedidos del plan operativo “Perla”, informó la institución del orden.

Rescatan espacio público

Paralelamente, en el sur de la ciudad, y respetando las medidas de bioseguridad, los policías comunitarios y parte de la comunidad del Parque Lineal, de la cooperativa Jacobo Bucaram, realizaron la limpieza y recolección de basura y escombros en parterres y un área destinada al esparcimiento.

comunitaria1
En la cooperativa Jacobo Bucaram la Policía junto a moradores hicieron limpieza con el fin de adecentar los espacios comunitarios.Cortesía

El sector, que queda ubicado junto a las riberas del estero Salado, tenía problemas por la presencia de drogadictos que se habían tomado el parque, lo que hacía imposible que los niños salgan a jugar y permanezcan confinados en sus viviendas, habían denunciado los moradores.

La Policía trabaja en el 'desalojo' del virus y el maltrato intrafamiliar

Leer más

TE RECOMENDAMOS