Guayaquil: Un baleado y uno de sus verdugos se fueron derechito al más allá
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

Guayaquil: Un baleado y uno de sus verdugos se fueron derechito al más allá

Tras el crimen contra un hombre empezó una persecución policial que dejó como resultado la muerte de uno de los presuntos atacantes  

Cámaras de seguridad captaron el instante en que fue asesinado Miguel Ángel Argüello.
Cámaras de seguridad captaron el instante en que fue asesinado Miguel Ángel Argüello.Captura de pantalla

De la misma forma en que Miguel Ángel Argüello Reyes fue asesinado, murió Erick Alexander Hermenegildo Ayón, uno de sus presuntos verdugos: a tiros.

Los dos asesinatos ocurrieron la tarde del 12 de agosto de 2021 en el noroeste de Guayaquil. Aproximadamente a las 14:45 Miguel Ángel, de 31 años, caminaba, junto a su hijastro, un niño de 11 años, por la manzana 2790 de la avenida Casuarina (entrada de la 8), cuando fue interceptado por tres sujetos, quienes llegaron a bordo de una motocicleta.

Dos ellos se bajaron del liviano vehículo y le descargaron más de diez ‘pepazos”. Ante el tiroteo, el menor que caminaba junto a la víctima corrió despavorido y resultó ileso. Los dos pistoleros se subieron a la moto, donde lo esperaba su compinche y huyeron del lugar.

El coronel Henry Tapia, subcomandante sur del Distrito Metropolitano de Guayaquil (DMG) informó que tras el crimen se realizó una persecución policial que dejó como resultado a uno de los presuntos delincuentes muerto.

“Gracias a la información de la ciudadanía conocimos las características de los asesinos. Se inició una persecución, durante la huida dos de los tres individuos se bajaron de la moto y fugaron. El sujeto que fue interceptado sacó su arma de fuego e intentó matar al policía”, informó el jefe policial.

Hermenegildo Ayón fue interceptado en el sector de Socio Vivienda, aún con vida fue llevado a una casa de salud de Guayaquil, donde falleció a los pocos minutos de su ingreso.

La ropa y el arma que llevaba el presunto sicario asesinado.
La ropa y el arma que llevaba el presunto sicario asesinado.Cortesía

El coronel Tapia reveló que en uno de los bolsillos del pantalón de Argüello Reyes se encontró una funda que contenía diez sobres con droga.

“Al parecer, se trató de un ajuste de cuentas por territorio. Los fallecidos tienen antecedentes penales por tráfico de sustancias. Además, la conviviente del hombre asesinado en la Casuarina se encuentra con arresto domiciliario por el mismo delito”, afirmó el jefe policial.