El hombre que mató a su esposa e hijas tenía un amante

Exclusivo
Actualidad

El hombre que mató a su esposa e hijas tenía un amante

Inicialmente, cuando se conoció de la desaparición de la mujer y las niñas, el hombre se mostró ante las cámaras llorando y pidiendo ayuda para encontrarlas.

Imagen Captura de pantalla 2018-11-30 a la( (26354550)

Se lo conoce en todo el mundo como el monstruo de Denver. Se trata de Christopher Watts, de 33 años, quien en agosto pasado asesinó a su esposa embarazada y a sus dos hijas pequeñas, en Denver (Colorado, Estados Unidos).

Mientras avanza el caso, se han podido conocer más detalles de lo ocurrido. Inicialmente, se supo que tenía una amante, de la cual la esposa se enteró. Eso había ocasionado una separación entre ambos.

Pero ahora se sabe que tuvo una segunda relación extramarital, esta con un hombre.

Según publica Infobae, un hombre identificado como Trent Botle confirmó recientemente que mantuvo una aventura con Watts. Botle, quien tiene 28 años y trabaja como escort, confesó ante las autoridades que estuvieron juntos en una cabaña en Wyoming, mientras sus padres se encontraban fuera de la ciudad.

Luego, la madre del joven confirmó que este le había contado que mantuvo una relación con un hombre llamado Chris, pero no sabía su apellido. Lo que sí sabía, era que este lo visitaba desde Colorado, estado donde vivía Watts. Además, dijo que fue Watts quien dio dinero a su hijo Trent para que se inyectara los labios.

La relación de ambos hombres terminó poco antes de que el monstruo de Denver cometiera el homicidio de su esposa Shannon y de las pequeñas Bella y Celeste, de 3 y 4 años respectivamente.

Estos días se supo también que Watts había prometido casarse con la amante de que había conocido su esposa. La joven, identificada como Nichol Kessinger, había estado buscando en Google —meses antes del crimen— imágenes de vestidos de novia, así como consejos para mujeres que mantienen una relación sentimental con un hombre casado.

El 20 de noviembre pasado, se conoció que Watts estranguló y asfixió a su familia. La cámara de la puerta de un vecino captó el momento en que montaba los restos de ellas en su camioneta, para deshacerse de ellos. Inicialmente, cuando se conoció de la desaparición de la mujer y las niñas, el hombre se mostró ante las cámaras llorando y pidiendo ayuda para encontrarlas.

Chris Watts fue condenado a pasar el resto de su vida en prisión.