¡Lo balearon y lo dejaron juntito al ataúd!

Exclusivo
Actualidad

¡Lo balearon y lo dejaron juntito al ataúd!

Un hombre fue asesinado dentro de una funeraria, en El Empalme. El presunto sicario ingresó al establecimiento como si fuera un cliente.

Vite
El fallecido era conocido como Pipo y hace algunos días había recibido amenazas, pero él no les hizo caso.Daniel Vite

En medio de varios cofres mortuorios, dentro de una funeraria, quedó el cuerpo de Kléber Zambrano Vélez, de 36 años, quien recibió al menos cuatro balazos que acabaron con su vida.

robo

Guayaquil: 'Madrugados' por los delincuencia

Leer más

Las detonaciones sorprendieron a quienes caminaban por la avenida Guayaquil, en pleno centro del cantón El Empalme, provincia del Guayas, cuando un presunto sicario asesinó a Zambrano.

Eran cerca de las 19:30 del sábado y la funeraria estaba abierta, esperando algún cliente que necesitara los servicios fúnebres. El comercio de la zona estaba en todo su apogeo. Un comedor ubicado a un lado estaba asando las carnes, cuando de repente se escucharon los disparos. Moradores vieron que un sujeto salió tranquilamente, se embarcó en una moto y se retiró del lugar.

Dentro de la funeraria estaba el cadáver de Kléber, en medio de un charco de sangre, sin nada que se pueda hacer por tratar de salvarle la vida.

El dueño de la funeraria se quedó ‘helado’ al ver la acción y, por temor, prefirió no dar detalles de este asesinato que causó revuelo en El Empalme.

Al sitio llegó la madre del fallecido, quien no podía controlar el llanto al ver a su hijo sin vida en el lugar donde trabajaba. El hombre deja a tres hijos en la orfandad.

La Policía de este cantón guayasense no se ha manifestado frente a lo acontecido, por lo que no se conoce qué habría motivado el violento asesinato de Kléber.

Entre las hipótesis que manejan los agentes policiales se señala que se trataría de algún ajuste de cuentas o quizá por alguna deuda.

Según sus allegados, el occiso llevaba un poco más de dos años trabajando en la funeraria, que es muy reconocida en la localidad.